Aguadulce tendrá el que será el primer parque canino del municipio

Recreación del futuro parque canino de Aguadulce.
Recreación del futuro parque canino de Aguadulce.
  • Se ubicará en un espacio de unos 700 metros cuadrados ubicado en la rambla de La Gitana, muy cerca de la iglesia de Aguadulce

La zona de Aguadulce contará con el que será el primer parque canino del municipio de Roquetas de Mar, según anunció ayer el Consistorio, que dio a conocer un nuevo proyecto que irá ubicado en los espacios libres de la rambla de La Gitana.

En concreto, la instalación, que tendrá una superficie de alrededor de 700 metros cuadrados, se encontrará cerca de la iglesia de Nuestra Señora del Carmen y estará delimitada para el uso de perros y mascotas, de forma que «no interfiera en el disfrute del resto de jardines», dijo ayer la teniente de alcalde, Eloísa Cabrera, quien dio a conocer el proyecto junto a la concejala de Ciudad Saludable y delegada de Aguadulce, Francisca Toresano.

Esta nueva área canina, unirá dos parterres existentes para definir un espacio de esparcimiento canino con cerramiento de malla, además de sustituirse el césped por gravilla lavada y de canto rodado, e instalarse un pipican y un circuito de ‘agility’.

El nuevo parque dispondrá de un acceso a modo de vestíbulo previo, con dos puertas, además de una fuente-bebedero para perros y un dispensador-contenedor de bolsas y recogida de excrementos. El proyecto aprovecha además el mobiliario urbano existente en cuanto al alumbrado, papeleras y bancos, que necesitarán ser reubicados en algunos casos, al unir dos áreas ajardinadas, sin que afecte a los pasos peatonales colindantes.

En cuanto al circuito ‘agility’, el proyecto contempla la instalación de elementos de ‘slalom’ o paso de obstáculos, valla de saltos, mesa para perros grandes, neumáticos y dos túneles de tuberías de hormigón. «Sin duda una infraestructura que será disfrutada por la alta población canina que existe en la zona, con la que damos respuesta a las demandas de los vecinos sin perjuicio de que los jardines de la rambla continúen siendo disfrutados por los peatones», sostuvo la teniente alcalde.

Hay que recordar que en los últimos años la demanda de este tipo de espacios para las mascotas se ha multiplicado entre los vecinos. Hace ya tiempo que existen plataformas en las redes sociales que reclaman instalaciones para sus perros, e incluso se han llevado a cabo quedadas en las que han participado decenas de personas, para pedir más atención estas necesidades y una playa accesible para ellos, tal y como se están acondicionando en otras ciudades litorales.

Uno de los argumentos utilizados es el carácter abierto de la mayoría de los hoteles del municipio que admiten perros en sus instalaciones, algo que no todos los establecimientos permiten generalmente. Para algunos amantes de las mascotas, una potenciación de este tipo de espacios, junto a la actitud de los hoteleros roqueteros, puede servir para potenciar y atraer visitantes que no quieren viajar sin sus animales de compañía.

Fruto de todos estos movimientos, el Consistorio ha empezado a prestar atención a estas peticiones, y ya el año pasado inauguró el primer pipican de la localidad en el nuevo parque de Las Colinas. Además, en el proyecto de acondicionamiento del parque de Los Bajos, en Roquetas centro, también se ha previsto un pipican similar. Ahora se da un paso más, con la proyección de un parque canino que además de un lugar en el que puedan hacer sus deposiciones, incluye espacios de esparcimiento y de actividad física, aunque por el momento lo único que existe es un anuncio de intenciones, ya que no se han dado plazos ni inversión prevista para su creación y desde el Consistorio únicamente se habla de una «próxima construcción».

La responsable de Ciudad Saludable, Francisca Toresano, destacó la importancia de un proyecto «con el que facilitamos a los vecinos que posean mascotas la disponibilidad de espacios propios y la correcta convivencia con todos los ciudadanos». Toresano resaltó la necesidad de concienciarse ya que «todos debemos poner de nuestra parte para que los espacios públicos puedan ser disfrutados por todos los vecinos».