Descartado un carril bici para el paseo de Aguadulce

  • Varios fueron los asuntos relacionados con la movilidad que fueron tratados en el Pleno celebrado hace unos días, en todos los casos propuestas de la oposición rechazadas la mayoría por los populares. La más importante fue la relativa a habilitar un carril bici en el paseo marítimo de Aguadulce, realizada por el PSOE, y que supuso la recuperación de un viejo debate sobre este asunto.

 

Los socialistas, como ya informó IDEAL hace unos días, pidieron la realización de un estudio y una partida presupuestaria para acometer las reformas necesarias para habilitar un carril bici en esta importante arteria de Aguadulce, que dadas sus actuales características imposibilita el uso correcto de las bicicletas. En concreto, hay que recordar que la mayor parte de la calzada del paseo es de sentido único, lo que obliga a muchos ciclistas a circular en sentido Villa África-Puerto Deportivo por la acera para evitar la prohibición, con los consiguientes problemas de convivencia con los peatones en una acera ya de por sí reducida.

La petición contó con el apoyo de Izquierda Unida, cuyo portavoz, Ricardo Fernández, aseguró que va en consonancia con la petición de creación de un corredor ciclopeatonal que recorra la costa de punta a punta realizada por la coalición hace unos meses, además del voto afirmativo de Indapa.

Informes

Desde el equipo de Gobierno la primera en responder fue la portavoz popular y responsable del área de Gestión de la Ciudad en la que se incluyen las competencias de Movilidad, Eloísa Cabrera, quien aseguró que nada más recibir la moción socialista se pidió el correspondiente informe a los servicios técnicos municipales para conocer los motivos por los que no se llevó a cabo en su día. Según Cabrera, «hubo reuniones con vecinos y comerciantes y no se vio conveniente», además, los informes solicitados a la Policía Local también desaconsejan tal medida, ya que habría que eliminar toda la línea de aparcamientos existente junto al paseo marítimo.

En el debate intervino también el alcalde, Gabriel Amat, quien recordó que bajo su mandato se llevó a cabo la remodelación del paseo, allá por finales de los 90. Por aquel entonces ya hubo debate sobre el carril bici, como recordó IDEAL la semana pasada. «Se intentó poner un carril bici pero vinieron todos los comerciantes y dijeron que les íbamos a buscar la ruina», dijo el primer edil, asegurando que el comercio de la zona fue el que rechazó la habilitación del citado carril.

Atropellos

Otra de las mociones rechazadas fue la relativa a la elaboración de un informe anual de atropellos y su difusión por los canales oficiales del Ayuntamiento, realizada por Izquierda Unida. Desde la coalición se recordó que en numerosos municipios como el de Madrid, se publican cada tres meses los datos de atropellos y se señalan los puntos negros, que pueden ser útiles para informar a los vecinos y para que el propio Ayuntamiento tome medidas para mejorar la seguridad. El portavoz de la formación recordó que el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de 2007, ya alertó del alto índice de atropellos existente en Roquetas y proponía medidas para evitarlo, y aseguró que solo entre enero y octubre del año pasado se produjeron 59 atropellos en las calles de la ciudad.

La cifra fue puesta en duda por la portavoz popular, Eloísa Cabrera, quien aseguró que los 59 informes se refieren a «incidentes» sufridos en las calles, y no solo atropellos. Cabrera dijo que los datos son accesibles a los grupos de la oposición y no vio necesario hacerlos públicos. Además, negó tajantemente que en Roquetas existieran puntos negros, por lo que «no se pueden publicar porque no hay».

El debate acabó en una discusión sobre la variante, cuando Cabrera dijo que «podríamos evitar muchos atropellos si la variante se terminase» y pidió a IU que actúe para conseguir la terminación del proyecto, algo que fue respondido por Ricardo Fernández, quien recordó que el Ayuntamiento aún tiene terrenos pendientes de aportar para que se termine el proyecto. Debate en el que entró el alcalde, quien también recordó que «para mayo de hace dos años iba a estar terminado el primer tramo, y no tiene ningún problema con los terrenos».

Amat acabó reprochando la postura de IU sobre la seguridad y los atropellos, asegurando que la avenida de Alicún «ustedes la ven como una carretera y nosotros como una avenida, que cuesta dinero mantenerla» y recordó un estudio sobre el mal aspecto que tenía la vía antes de la construcción de los cuestionados bulevares y que afectaba al turismo.

Avenida Carlos III

Otra de las arterias tratadas en el Pleno por su seguridad vial fue la avenida Carlos III, sobre la que el PSOE pidió un informe y actuaciones para su mejora, según indicó su portavoz, Juan Ortega, por las peticiones recibidas por los vecinos. El asunto no llegó a tratarse, ya que el alcalde pidió dejarlo sobre la mesa, a lo que accedieron los socialistas, con el fin de realizar los estudios pertinentes por parte de los técnicos municipales para ver qué actuaciones se pueden llevar a cabo para mejorar su seguridad.