Localizan en un bar de Roquetas a un fugado de la Justicia rumana

Un agente de Guardia Civil junto a un vehículo oficial del cuerpo. /
Un agente de Guardia Civil junto a un vehículo oficial del cuerpo.

El acusado de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal fue detenido por la Guardia Civil debido a que presentaba un comportamiento inapropiado

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Una reyerta en un establecimiento de Roquetas de Mar se saldó el pasado día 31 de marzo con la detención de un individuo sobre el que pesaba una orden de extradición de la justicia rumana. Según indicaron desde la Comandancia de Almería, esta detención es fruto de los cometidos de seguridad ciudadana que llevan a cabo sus agentes. Durante el ejercicio de estas labores en el entorno del Auditorio de Roquetas deMar -en el que se encuentran múltiples establecimientos hosteleros-, los guardias civiles de servicios observaron que dentro de un local había una persona en la barra comportándose de manera llamativa.

Describen desde la benemérita que el hombre en cuestión tenía dos cervezas en la mano que parecían «ser de muestra» y estaba realizando «varios gestos de querer abrirlas», por lo que el encargado del establecimiento le llamó la atención. Esta persona, «lejos de hacer caso a las indicaciones», comenzó a reírse, negándose a parar. Ante tales circunstancias, los agentes allí presentes decidieron intervenir e identificarlo.

La identificación por parte de los miembros de Instituto Armado de este hombre como F. Z., de 39 años de edad, permitió comprobar como sobre él existía una orden de búsqueda y detención a efectos de extradición procedente de Rumanía. El motivo por el que esta persona era requerida por la Justicia rumana, comprobaron, es su implicación en un delito de pertenencia a organización o asociación criminal así como por otro relacionado con tráfico de drogas. En concreto, F. Z. se dedicaría al traslado de «grandes cantidades de cocaína desde Rumanía hasta Bélgica y Reino Unido», apuntaron al respecto.

Así, tras confirmar que se trataba de este mismo individuo sin domicilio conocido en España, la Guardia Civil llevó a cabo su detención con objeto de proceder a su traslado y puesta a disposición de la Audiencia Nacional con motivo de Orden Internacional de Extranjería.