Vícar reúne sus diferentes sensibilidades religiosas en un encuentro intercultural

Católicos, evangélicos, ortodoxos y musulmanes participaron en esta iniciativa del programa Eracis de inclusión social en el municipio

JULIO VALDIVIA VÍCAR

El municipio de Vícar acogió esta semana un encuentro intercultural e interreligioso titulado 'La unidad en la diversidad', en el que participaron comunidades de diferentes países y religiones presentes en el municipio. El evento se llevó a cabo en el marco de la Eracis de Vícar, el Plan Local de Inclusión Social, organizado por la entidad Movimiento por la Paz junto al Consistorio vicario.

El objetivo fue mejorar las relaciones entre las personas de diferentes orígenes a partir del conocimiento y reconocimiento de las identidades culturales con las que los vecinos y vecinas conviven en el municipio (musulmana, católica, evangélica y ortodoxa), además de propiciar el descubrimiento de las diferencias y señas de identidad que enriquecen la convivencia y el sentimiento de pertenencia, según se destacó desde el Ayuntamiento de la localidad.

El encuentro sirvió, igualmente, para acercar la cultura, las tradiciones, las fiestas destacadas, la música, la gastronomía, los rezos o los días señalados del año, como la celebración de la Semana Santa o el inicio del Ramadán.

«Este tipo de actuaciones permiten difundir la rica diversidad cultural de nuestro municipio, a través de sus diferentes prácticas religiosas, lo que permite fomentar el conocimiento mutuo y combatir prejuicios y estereotipos y así fomentar la integración y el enriquecimiento mutuo», valoró el alcalde de Vícar, Antonio Bonilla.

De esta forma, durante tres horas, en el Bulevar Ciudad de Vícar, los asistentes pudieron conocer la diversidad cultural y religiosa con la que cuenta Vícar, generando entendimiento, desde el conocimiento y el respeto con la premisa de trabajar con los usuarios para que sean los protagonistas y promotores de la misma.

De hecho, previamente se crearon unos grupos de trabajo compuestos por personas con las distintas religiones participantes, en los que se trabajó, a lo largo de las semanas previas al encuentro, en la creación de unos murales que permitieron exponer de forma más visual los rasgos distintivos de cada religión.

En el encuentro también se colocó papel continuo para la creación de un gran mural donde, voluntariamente, los presentes pudieron hacer aportaciones desde la visión de sus creencias religiosas. Además, con la intención de dar a conocer los recursos existentes, se mostró un mapa de Vícar, donde se expusieron los distintos lugares de culto de las diferentes identidades religiosas de la ciudad.

Antonio Bonilla quiso agradecer al programa Eracis su compromiso, «gracias al cual se está promoviendo el conocimiento de las distintas culturas que forman parte de la realidad de Vícar, fomentando el enriquecimiento mutuo de las personas participantes. De esta manera se crea una sociedad diversa, multiétnica, interreligiosa e intercultural que propicia las dinámicas de acogida, entendimiento y promoción de la cultura de paz», aseguró.

Temas

Vícar