Vícar tendrá que devolver 600.000 euros por un error del Consejo Superior de Deportes

Ayer se celebró un Pleno extraordinario en el que se trató esta cuestión sobre la subvención recibida en su día para la construcción del Palacio de los Deportes

JULIO VALDIVIA Vícar

El Ayuntamiento de Vícar cerró ayer el mes de junio con la celebración de dos plenarias, una ordinaria con cinco puntos en su orden del día y una extraordinaria, a petición de la oposición, para recibir información detallada sobre la devolución parcial de una subvención concedida en 2011 por el Consejo Superior de Deportes para la construcción del Palacio de los Deportes, así como de los recursos jurídicos, resoluciones, costas e intereses de demora generado por los citados recursos.

En la sesión extraordinaria, tanto la portavoz de Gobierno Luz María Fernández con la interventora municipal, dieron cumplida cuenta de todo el proceso del expediente de la solicitud de subvención, así como la justificación de la aportación recibida. El alcalde, Antonio Bonilla, quiso dejar claro que «ha sido un expediente modélico en el que no hubo negligencia por parte del Ayuntamiento, sino que el que se equivocó fue el Consejo Superior de Deportes (CDS) al concederla y en base a ello recurrimos tras el asesoramiento de nuestro técnicos juristas y de la Diputación, cuando tras una auditoría realizada al CDS, por parte de los Servicios Generales de Asuntos Económicos del Estado, se nos requirió a devolver los 500.000 euros».

Sobre los intereses de demora que ha generado los sucesivos recursos y las costas, han superado los 100.000 euros, el alcalde consideró que «nos hemos defendido porque honestamente entendimos que la razón desde el punto de visto ético y administrativo estaba de nuestra parte y era lo que debíamos hacer».

La otra sesión plenaria incluyó cinco mociones presentadas por IU y los dos concejales no adscritos en la Corporación, como una de apoyo a los Cuerpos de Seguridad en la frontera de Melilla, presentada por el no adscrito Rafael Ruda y apoyada por todos salvo IU, y otra del también no adscrito Alfonso Santiago sobre el acoso escolar, apoyada por todos salvo el PP y Vox que se abstuvieron.

Igualmente, IU presentó tres mociones, todas ellas aprobadas, una sobre una iniciativa legislatura para regularizar a las personas migrantes, rechazada por Vox y el no adscrito, Alfonso Santiago y con la abstención del PP, otra para dar visibilidad al Día del Orgullo LGTBIQ+ rechazada por Vox y los no adscritos, y una tercera sobre el rechazo a la OTAN rechazada por todos los demás grupos salvo el no adscrito Rafael Ruda, que se abstuvo en este punto.

Temas

Vícar