La Virgen del Rosario volvió a procesionar en Roquetas

El levantamiento de la mayor parte de las restricciones preventivas por la covid-19 ha permitido recuperar la tradicional procesión de la patrona este año por las calles del casco urbano

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Tras casi dos años de restricciones, que obligaron el año pasado a renunciar a las fiestas de la Virgen del Rosario, la patrona del municipio volvió a procesionar este jueves 7 de octubre, como manda la tradición, por las calles del casco urbano. Fue, además, la primera procesión que se celebra en el municipio que desde que se iniciara la pandemia en marzo de 2020, ya que este año ningún otro patrón salió a las calles, al igual que el año pasado. La suerte quiso que las fiestas del Roquetas, que cierran tradicionalmente el calendario festivo de los barrios y núcleos roqueteros, llegaran ya con una mejora de los datos y la relajación en las medidas preventivas, que permitió la celebración de un recorrido algo recortado con respecto al de otros años, partiendo desde la Plaza de la Constitución y recorriendo lugares tan emblemáticos como la avenida de Roquetas.

«Es un día importante para nuestro municipio, honramos a nuestra patrona, la imagen ha procesionado por las calles anchas, hemos seguido todas las recomendaciones para que nuestros vecinos vuelvan a ver, con la máxima seguridad, a la madre de Roquetas», celebró el alcalde, que junto a la mayor parte de la Corporación Municipal acompañó la comitiva.

Previamente se celebró una misa oficiada por Francisco Sáez, vicario de Pastoral y Evangelización, y cantada por la Coral Polifónica de Roquetas de Mar. Tras ella, la Virgen del Rosario, cuya imagen fue restaurada hace unos meses, salía del templo sobre un trono portado por los costaleros, acompañada de vítores y alabanzas de los vecinos que decidieron unirse a la celebración. La actividad culminó a la llegada de nuevo de la patrona al templo, con un castillo de fuegos artificiales, en lo que supuso la recuperación de cierta normalidad al fin, si bien hay que recordar que este año tampoco ha habido programación de fiestas más allá de los actos religiosos.