Roquetas prepara un proyecto de casi 13 millones para la rehabilitación integral de Las 200 Viviendas

El alcalde anunció que pedirá una subvención Next Generation para un proyecto que ha sido ampliamente demandado por la oposición

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El barrio de Las 200 Viviendas de Roquetas de Mar podría tener pronto fondos para su ansiada rehabilitación integral, tras largos años de debates, propuestas y enfrentamientos por el mal estado que presenta. El alcalde, Gabriel Amat, anunció ayer la preparación de un proyecto para el que se espera contar con fondos Next Generation de la Unión Europea, dentro del programa de ayudas de la Junta, Plan Ecovivienda. Si finalmente se concede el proyecto, la inversión alcanzaría los 12.882.891 euros, de los que la administración autonómica financiaría un total de 7.892.360 euros, es decir, un 61,26%, mientras que el Consistorio roquetero aportaría el 38,74%, lo que supondría un importe de 4.990.531 euros.

La actuación contempla la rehabilitación integral sobre un total de 340 viviendas distribuidas en 34 bloques de 6 viviendas por bloque con una altura de 3 plantas sobre rasante, 6 bloques de 20 viviendas por bloque con una altura de 5 plantas sobre rasante y, por último, 2 bloques de 8 viviendas por bloque con una altura de 3 plantas sobre rasante. Todas estas viviendas, objeto de rehabilitación, se encuentran situadas alrededor de la Plaza de Andalucía de este barrio roquetero y las calles adyacentes.

Además, el programa de actuaciones, incluye, no solo la rehabilitación integral de los edificios y mejoras de las envolventes, sino que también, se intervendrá en las instalaciones térmicas y la mejora de la accesibilidad de los edificios. Por otro lado, se llevará a cabo un rediseño y urbanización del espacio vial para la mejora de la accesibilidad, y la conservación y eficiencia energética junto con una mejora del alumbrado público, del equipamiento y nuevas dotaciones.

El alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, destacó la importancia de este proyecto de rehabilitación con el que se pretende dignificar un barrio cuya edificación está degradada, cuenta con déficit de equipamientos y sus espacios públicos y urbanización son de escasa calidad, a lo que se suman graves problemas a nivel socio económico, social y ambiental.

Hay que recordar que el mal estado del barrio y su rehabilitación ha sido objeto de numerosas propuestas de la oposición en los últimos años. De hecho, hace unos meses, el PSOE afeó al equipo de Gobierno municipal que el Ayuntamiento no se acogiera a los planes de ayudas que convoca la Junta de Andalucía periódicamente para este tipo de intervenciones, algo que finalmente se ha hecho.

El barrio, que tiene una alta concentración de población inmigrante, ha sido objeto de varios proyectos de integración y presenta problemas de mantenimiento, suciedad y necesidad de servicios básicos.