Roquetas pierde una demanda contra Diputación por la subvención de la Copa de Triatlón de 2020

La intención de subvencionar a un tercero para organizar la prueba, de la que no se hizo cargo el Ayuntamiento ha sido determinante para perder el recurso

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Ayuntamiento de Roquetas de Mar y Diputación de Almería, instituciones que vienen mostrando una gran sintonía en los últimos años, se han enfrentado recientemente en los tribunales por una subvención de 40.000 euros con la que la institución provincial iba a apoyar la celebración en el municipio roquetero de una prueba de triatlón en el año 2020, concretamente la Copa del Rey de la Reina de Triatlón.

El dinero fue denegado por la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Roquetas de Mar acabó interponiendo un recurso contencioso en el Juzgado Contencioso-Administrativo número 4 de Almería. Finalmente, el tribunal, en una sentencia del pasado mes de junio a la que ha tenido acceso a IDEAL, ha acabado dando la razón a la Diputación y condenando al Consistorio roquetero a pagar las costas.

El recurso de Roquetas se presentó tras la denegación, por parte de la Junta de Gobierno de la Diputación de Almería, de la asistencia económica para la prueba deportiva, que estaba prevista en el presupuesto de 2020. Según la documentación remitida al juzgado, la Diputación advirtió al Ayuntamiento que «esta previsión nominativa en el presupuesto general de esta Diputación no genera más que una expectativa de ser beneficiario de una subvención, estando condicionada su concesión a la tramitación del procedimiento correspondiente en el que se acredite el cumplimiento de los requisitos que la normativa vigente establece».

Algo que el juzgado ha recordado en su sentencia, asegurando que «no nos encontramos ante una subvención concedida, de modo que baste la justificación del gasto, sino que se trata de una mera previsión presupuestaria que requiere que la Corporación Local acredite el cumplimiento de los requisitos necesarios para su obtención».

Unos requisitos que no se cumplieron, puesto que la juez recuerda en la sentencia que la organización de la prueba de triatlón no fue del Ayuntamiento, sino de la Asociación de Promotores Turísticos de Roquetas, a la que el Consistorio concedió una subvención de 90.000 euros para ello.

Por tanto, la parte recurrente «no organizó el triatlón, ni de forma directa, ni contratando el servicio con un tercero, sino que concedió una subvención a una asociación». Según recoge la sentencia, desde el Consistorio se defendió en la demanda que «lo importante es que la actividad se celebró sin que el Ayuntamiento tuviese obligación de organizar materialmente el triatlón», algo que no comparte la juez del Juzgado Contencioso-Administrativo número 4 que recuerda que según la Ley General de Subvenciones y su Reglamento, «sí existe obligación de realizar de forma personal la actividad subvencionada, sin perjuicio de la posibilidad de subcontratar o de acudir a entidades colaboradoras cuando así esté previsto en las bases reguladoras o en la normativa de aplicación».

«Lo que pretende -en referencia al Ayuntamiento- es financiar una subvención que la Corporación Local ha decidido conceder a un tercero», concluye la juez para justificar la desestimación.