Roquetas gradúa a medio centenar de alumnos de la Escuela Municipal de Música

Roquetas gradúa a medio centenar de alumnos de la Escuela Municipal de Música

Todos ellos han finalizado seis años de estudios musicales en este centro municipal roquetero en sus diferentes disciplinas

J. VALDIVIAROQUETAS DE MAR

La 15ª promoción de la Escuela Municipal de Música, Danza y Teatro se graduó este pasado viernes en un acto en el que se contó con la presencia del medio centenar de estudiantes que finalizan sus estudios, así como de miembros del alcalde, Gabriel Amat, y el profesorado de este centro de gestión municipal.

En total, son 47 alumnos los graduados en este curso, de las disciplinas de piano, guitarra, guitarra flamenca, guitarra eléctrica, bajo eléctrico, danza, canto, percusión, trompeta, trombón, violín, violonchelo, clarinete, saxofón y trombón.

El alcalde, Gabriel Amat, felicitó a los estudiantes que concluyen sus estudios tras seis años de trabajo, así como al profesorado y los padres. Por su parte, el director del centro, Rafael Arcos, hizo un balance «muy positivo» del curso y detalló algunas de las principales cifras.

Así, Arcos explicó que en los estudios de música se contó en este curso que concluye con 600 alumnos, a los que se sumarían alrededor de 200 de las modalidades de danza y un número similar de teatro, por lo que el número total de estudiantes del centro se sitúa en torno al millar. Además, el director también avanzó que como novedad para el próximo curso estará el taller de predanza para niños de entre 4 y 5 años, que se sumará a las 30 especialidades con que cuenta el centro. «Tenemos casi al completo las especialidades de música, cuerda, viento, percusión, técnica vocal», dijo en el acto, resaltando igualmente que el taller de flamenco de Tomatito incluye cante, percusión y guitarra.

La Escuela Municipal de Música, Danza y Teatro ya prepara el próximo curso, para el que ya cuenta con un total de 600 solicitudes para sus tres disciplinas. Como suele ser habitual todos los años, la formación más demandada hasta ahora es la de música y movimiento para los más pequeños que se empieza con cuatro años. En cuanto a los instrumentos más reclamados son las clases piano y guitarra, desde los ocho años.

Como ya informó IDEAL, el proceso de matriculación se abrió el pasado mes de abril para la primera solicitud, mientras que en mayo fue la de los propios alumnos de la escuela renuevan la inscripción.

En junio, la dirección de la escuela se encarga de calcular el número de plazas que pueden ofertar para el curso, y finalmente en este mes de julio se realiza el sorteo de las plazas, los afortunados desde ese momento pueden matricularse en la formación que desean hasta una semana antes de dar comienzo el curso escolar. En este caso, hasta mediados de septiembre.

Dos décadas de historia en el municipio

Creada en el año 1999 por el Ayuntamiento de Roquetas de Mar ante la negativa de la Junta de Andalucía para abrir en el mismo un Conservatorio, la Escuela Municipal de Música, Danza y Teatro no ha dejado de crecer y evolucionar. En sus primeros cursos apenas tenía un centenar de alumnos y tres profesores, contando con clases de guitarra, piano y lenguaje musical. Poco después se amplió la oferta a música y movimiento, clarinete, flauta travesera y trompeta, y el aumento de solicitudes y alumnos obligó a buscar más espacio, ya que el Centro de Usos Múltiples de El Parador se quedó pequeño, por lo que mientras se construía la nueva sede en La Fabriquilla, hubo que ubicar parte de sus aulas en el CEIP Francisco Villaespesa de El Parador. Fue en el año 2004 cuando por fin se trasladan a la nueva instalación, mucho más amplia y con posibilidades para desarrollar mucha más actividad, entre otras cosas gracias a su teatro de 400 butacas. Ello permite incorporar la disciplina de danza, que tenía gran demanda y unificar en el mismo edificio los estudios de teatro, que venían funcionando en diferentes emplazamientos desde hacía años. Los últimos años han sido los de la consolidación, con el nacimiento de la Orquesta Sinfónica, la Big Band o el taller de flamenco de Tomatito, entre otros pasos.