Los robos con fuerza en domicilios descendieron en Roquetas en 2018 un 45 por ciento

Los robos con fuerza en domicilios descendieron en Roquetas en 2018 un 45 por ciento

Se trata de un descenso muy importante, teniendo en cuenta que Roquetas llegó a liderar este número de robos superando a la capital

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Las últimas estadísticas de criminalidad que difunde periódicamente el Gobierno de España, han constatado un descenso de casi el 5 por ciento en el número de delitos registrados en el municipio de Roquetas de Mar en 2018, con respecto a los de 2017.

La localidad mejora en casi todos los parámetros, pero de entre los diferentes delitos, destacan los referentes a robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, donde el descenso ha sido del 37 por ciento, pasando de 553 registrados en 2017 a 346 un año después. Dentro de este campo, mencionar los robos con fuerza en domicilios, cuyo descenso fue del 45 por ciento, de 492 a 269.

El descenso es aún más significativo si se analizan las cifras de este tipo de robos de los últimos años, en los que Roquetas llegó a superar a la capital. Ahora, las estadísticas de 2018 devuelven a Roquetas a la segunda posición provincial en estos robos, que le corresponde por su población, teniendo en cuenta que Almería capital, donde también se registraron descensos al pasar de 517 a 480 (371 en domicilios), lidera ahora el ranking. Por su parte, El Ejido ha sufrido un incremento en ambos parámetros 322 robos con fuerza de los que 225 son en domicilios, mientras que en 2017 fueron 285 y 215 respectivamente.

También se produjeron descensos en las estadísticas roqueteras en el caso sustracciones de vehículos (de 81 a 59, un -27,2%), hurtos (de 1.839 a 1.548, un -15,8%), robos con violencia e intimidación (de 145 a 130, un -10,3%) y delitos graves y menos graves de lesiones y riñas tumultuarias (de 59 a 53, un -10,2%).

Por el contrario, aumentaron los delitos de tráfico de drogas (de 42 a 57, un +35%), aquellos contra la libertad e identidad sexual (de 32 a 37, un +15,6%) y el resto de delitos (de 3.257 a 3.500, un +7,5%).

En el conjunto de la provincia, Roquetas sigue estando a medio camino entre Almería capital y El Ejido. Así, en la capital se registraron en 2018 un total de 8.460 delitos, mientras que en Roquetas se contabilizaron 5.728 y en El Ejido, con una población ligeramente inferior al municipio roquetero, el número de delitos contabilizado fue de 3.730. Tanto Roquetas como Almería registraron un descenso en sus delitos, mayor en el caso de la capital, que vio reducida su delincuencia registrada en un 6,4 por ciento, que en Roquetas, donde el descenso fue del 4,6%. Por el contrario, en El Ejido aumentaron los delitos ligeramente, un 0,7% concretamente.

En un municipio en el que sigue habiendo debate sobre la necesidad de abrir una comisaría de Policía Nacional, los datos registrados han servido para que la Asociación Pro Guardia Civil, que este fin de semana difundía las estadísticas, se felicitara por los buenos resultados en Roquetas de Mar, que atribuyó al importante aumento en el número de efectivos que llegaron al municipio en la segunda mitad del año y que sitúa la plantilla actualmente en cerca de 200.

Desde esta asociación, que defiende el trabajo de la Guardia Civil, se concluyó que las estadísticas registradas en 2018 demuestran que «lo que la Guardia Civil necesita son medios» para realizar su trabajo. Por ello, pidió «respeto» por la labor de la Benemérita en el municipio «que gracias al incremento de plantilla realizado durante 2018, han mejorado los datos y confiamos en que lo pueden mejorar aún más» este año, en el que la nueva plantilla ya estará presente todo el ejercicio.

Como se recordará, en Almería capital, como todas las capitales de provincia, es la Policía Nacional la que gestiona la seguridad ciudadana, mientras que en El Ejido la demarcación se divide entre la ciudad, con Policía Nacional, y los diseminados y zonas rurales, con Guardia Civil. En Roquetas el servicio es prestado en su totalidad por la Guardia Civil.