Las ratas aparecen en el parque de Los Bajos desatando la polémica

También hay quejas por los cristales existentes en los alrededores de la Plaza de Toros y los problemas de iluminación que sufre la zona

Julio Valdivia
JULIO VALDIVIARoquetas de Mar

La publicación en redes sociales de un vídeo en el que se puede ver una rata de grandes dimensiones corriendo en las inmediaciones de las pistas deportivas del parque de Los Bajos, ha desatado una enorme polvareda estos días, con numerosas quejas vecinales que se suman a las denuncias que se vienen realizando desde hace tiempo sobre la existencia de estos animales en otros puntos como la rambla del Cañuelo y las calles aledañas o la avenida Reino de España, donde también han sido vistas.

El problema de las ratas no es nuevo, puesto que ya ha habido vecinos y formaciones políticas que han denunciado su presencia en zonas habitadas desde hace tiempo, reclamándose una debida campaña de control de sus poblaciones dentro de un plan más amplio de control de plagas.

En esta parte de Roquetas, el lugar habitual de presencia de las mismas está en los márgenes de la rambla del Cañuelo, donde es frecuente verlas cruzando los corredores peatonales hacia los contenedores de basuras cercanos procedentes de la rambla y los numerosos huecos existentes entre las rocas de ambos márgenes. Sin embargo, estos animales también se están viendo con frecuencia en lugares como el parque, lo que ha generado alarma, teniendo en cuenta su carácter familiar y la existencia de zonas de juegos infantiles.

No es el único problema que presenta el parque en estos momentos, cada vez son más frecuentes las quejas por la existencia de cristales rotos, sobre todo en las zonas cercanas a la Plaza de Toros, constituyendo un peligro para las mascotas y los niños pequeños.

La existencia de locales de ocio en la Plaza de Toros está directamente relacionada con estos restos, con vasos y botellas rotas tanto el espacio que une la Plaza con el parque de Los Bajos, como en la calle trasera que bordea la rambla del Cañuelo, así como en los pasillos y terrazas interiores del edificio.

Iluminación

Otro asunto que está generando quejas entre los usuarios de la zona es la iluminación. El parque de Los Bajos y los alrededores de la Plaza de Toros cuenta con un moderno sistema instalado aprovechando ese proyecto de acondicionamiento, que usa luces led y luminarias de gran potencia. Sin embargo, el sistema tiene varios problemas desde el principio y, no se sabe si por deficiencias en la instalación o por ahorro energético, es habitual encontrar numerosas luminarias apagadas.

Así, las luminarias en forma de L situadas en las aceras de la calle Reina Sofía, avenida Juan Carlos I y José María Cagigal tienen muchas de ellas apagadas estos días. Lo mismo ocurre con los grandes focos instalados en el interior del parque en grupos de tres, ya que raro es el poste que tiene los tres funcionando con normalidad.

El problema se une a los apagones intermitentes de la calle trasera de la Plaza de Toros y algunos de los espacios que bordean el pabellón Infanta Cristina, que como ya informó IDEAL el pasado verano, permanecieron a oscuras durante varias semanas.