Un PSOE más unido que nunca presentó su candidatura para hacer el «gran cambio» en Roquetas

El Castillo de Santa Ana fue el escenario de la presentación de la candidatura del PSOE. :: J. VALDIVIA/
El Castillo de Santa Ana fue el escenario de la presentación de la candidatura del PSOE. :: J. VALDIVIA

Unas 350 personas acudieron a la presentación de la candidatura que encabeza Manolo García, que estuvo arropado por numerosos dirigentes

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El Partido Socialista de Roquetas de Mar ha sido el primero del municipio en presentar su candidatura de cara a las elecciones municipales del próximo mes de mayo. Lo hizo este sábado en el Castillo de Santa Ana con un acto en el que se dieron cita alrededor de 350 personas y en el que se vio a un candidato, Manolo García, mucho más cómodo y arropado que hace cuatro años.

Allí estuvieron varios alcaldes y dirigentes de otras agrupaciones; todos los candidatos socialistas al Congreso y el Senado, encabezados por el ministerio de Cultura, José Guirao; el secretario provincial, José Luis Sánchez Teruel; el subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente y socialistas veteranos. Todo un respaldo, el que recibió García, que se reflejó también en el homenaje que los socialistas roqueteros quisieron hacer a los integrantes de la primera lista del PSOE de Roquetas de Mar en democracia.

El candidato dijo haber acumulado experiencia y trabajo en los últimos cuatro años, incluyendo visitas a otros lugares para conocer de primera mano experiencias en materia turística, de empleo o transporte público, que se quieren implantar en el municipio.

Manolo García fue llamando uno a uno a los miembros de su candidatura, con los que se fundía en fuertes abrazos y besos, y fue especialmente emotivo con su actual equipo de concejales sobre los que mostró su «total y absoluta confianza» y resaltó su lealtad al partido, porque «no se han dejado llevar por cantos de sirena o sinvergüenzas».

El discurso del candidato arrancó con su preocupación por el empleo y el dinamismo económico. García se comprometió a apoyar a los emprendedores, a hacer de Roquetas un lugar atractivo para los inversores y a implicarse con los sectores productivos del municipio, marcándose el objetivo de «vigilar y ordenar» el campo, atraer industria auxiliar, apoyar la pesca y acabar con el abandono del sector comercial que en los últimos años está viendo cómo «el Ayuntamiento está dividiendo a los comerciantes».

Turismo

Sobre turismo se refirió a la estacionalidad y la precariedad laboral como mayores problemas, prometiendo mejorarlo empezando por lo básico, que es el problema de imagen que tiene actualmente en su opinión, poniendo orden, vigilancia, limpieza, señalización y aparcamientos, para una vez hecho, atraer a europeos que busquen pasar en Roquetas todo el año gracias a su apuesta por una «ciudad del bienestar» que puede ser «motor» económico y crear «cientos de empleos», así como un turismo medioambiental.

El candidato socialista también se refirió a la «degradación» que en su opinión «se va extendiendo como una mancha de aceite» por los barrios y prometió un Plan de Regeneración Urbana que acabe con la suciedad y abandono de las calles, ponga en marcha infraestructuras y diseñe la Roquetas del «siglo XXI» en la que «todos nos sintamos orgullosos». En esa Roquetas del futuro, García defendió el uso de la bicicleta y una red de transporte público que el PP lleva casi 20 años sin crear.

También prometió un Plan de Arbolado para crear «parques de verdad y no el parque de Los Bajos» y extender los árboles por todo el municipio, creando espacios para el esparcimiento y la convivencia de los vecinos que sean agradables.

García se refirió igualmente a la necesidad de facilitar el deporte a los vecinos, y particularmente a los jóvenes y niños. También habló de cultura, que es «el alma de los pueblos», alma de la que Roquetas carece, según dijo, teniendo en cuenta que «no se han creado espacios para favorecer el acceso a la cultura» y «se ha despreciado el estudio de la historia de Roquetas», comentó para recordar a continuación al recientemente desaparecido Gabriel Cara, que murió sin recibir reconocimiento o colaboración alguna por parte del Ayuntamiento.

«Urbanismo salvaje»

Manolo García criticó el «urbanismo salvaje» de Gabriel Amat, que se ha puesto por encima de los intereses de las personas y denunció los 8 años de «ausencia» de Amat, que han sumido a Roquetas en un «desconcierto total» con el abandono de «temas básicos» como la limpieza o la seguridad.

Tras reclamar, una vez más, una comisaría de Policía Nacional y el mantenimiento de los efectivos de la Guardia Civil, García denunció las mafias que han atraído las miles de viviendas vacías tras los años de «desenfreno urbanístico» y apostó por un plan para facilitar el acceso a la vivienda.

Previamente, el ministro de Cultura, José Guirao llamó a favorecer un «gran cambio» para Roquetas y a votar el 28 de abril para seguir devolviendo a los ciudadanos derechos recortados en los años de la crisis por el PP. Guirao se refirió al auge de la ultraderecha recordando lo que está pasando en otros países y afirmando que «han venido a deshacer el estado del bienestar».

El ministro recordó la adjudicación de todos los tramos del AVE entre Murcia y Almería que suponen que «nunca en tan poco tiempo se haya invertido tanto dinero público en esta provincia». Solo el tramo Lorca-Pulpí está pendiente de adjudicar porque «no nos dejaron ni los proyectos hechos», dijo en referencia al PP sobre el que dijo que su inversión más notable en 7 años fue «tapiar los túneles que hizo el PSOE, eso es un trabajazo», ironizó.

Guirao se refirió a los retos que suponen el cambio climático y la posición de ventaja con la que parte Almería en este terreno con gran potencial en energías renovables y con la posibilidad de ser autosuficientes en materia hídrica.

El acto lo abrió el secretario provincial, José Luis Sánchez Teruel, que se refirió a las necesidades especiales que tiene el Poniente, y concretamente Roquetas, que tiene núcleos más grandes que algunos de los principales municipios de la provincia. Teruel defendió la apertura de una comisaría para Roquetas y la presencia de la Guardia Civil con una «subcomandancia» para vigilar las zonas agrícolas.

Sobre Manolo García dijo que «ha limpiado la casa de elementos tóxicos, aquellos que estaban en otras cosas», lo que arrancó numerosos aplausos. Sánchez Teruel dijo que ahora presenta una candidatura fruto del trabajo de todos estos años en los que ha viajado incluso para conocer la gestión de otros lugares. «Lo tienen todo para triunfar», dijo tras recalcar que el candidato «ha sabido hacer equipo», y defender la necesidad de «hacer limpieza en el Ayuntamiento».