ELECCIONES MUNICIPALES ROQUETAS

El PSOE promete acabar con «décadas de abandono y agravios de Amat hacia Aguadulce»

El PSOE promete acabar con «décadas de abandono y agravios de Amat hacia Aguadulce»

Un centro cultural, un recinto ferial, un parque de las familias o la restauración de la rambla de San Antonio y los acantilados, entre sus promesas

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El candidato socialista a la Alcaldía de Roquetas de Mar, Manolo García, trasladó ayer a los vecinos de Aguadulce algunas de sus propuestas, dejando claro que «Aguadulce juega un papel muy importante en el modelo de ciudad que queremos» y comprometiéndose a «acabar con las décadas de abandono y agravios de Gabriel Amat».

García defendió nuevamente la idea del PSOE como única alternativa viable al cambio en Roquetas de Mar, asegurando que «votar al PP, a Vox, a Ciudadanos o a pequeños partidos solo servirá para que siga como alcalde Gabriel Amat y continuar con los mismos problemas de dejadez, desidia, abandono y falta de ideas que tenemos tras tantos gobiernos de la derecha».

El candidato socialista recordó sus «numerosas» peticiones para Aguadulce, como la denuncia de falta de infraestructuras deportivas o sus críticas por la ausencia de actividades o eventos y volvió a insistir en la apuesta que viene realizando su partido por la descentralización, con la creación de distritos municipales y mayor participación ciudadana «algo a lo que el PP se ha negado tajantemente en estos años», dijo.

Entre las propuestas del programa electoral de los socialistas roqueteros, mencionó el proyecto de un parque de las familias o la creación del recinto ferial que «el PP de Amat no ha sido capaz de ejecutar en 24 años». También se incluye la restauración paisajística de la rambla de San Antonio «dando voz a los vecinos para que elijan qué proyecto quieren hacer, como ya pedimos hace meses, evitando así un nuevo 'hormigonazo' como el del parque de Los Bajos», señaló.

Además, el candidato socialista defendió la restauración paisajística de los acantilados de Aguadulce, asunto que «en su día fue ejemplo de movilización social contra los planes de depredación urbanística de Gabriel Amat», y se comprometió a revisar la calificación urbanística de los acantilados «para evitar que vuelva a surgir otro proyecto que amenace este espacio de gran valor medioambiental y paisajístico», dijo.

Manolo García también prometió la apertura de un centro cívico y cultural en Aguadulce, que permita celebrar actividades culturales y dar espacio a las asociaciones y colectivos de la zona. También incluye en su programa la apertura de salas de estudio en todo el municipio y ampliar los horarios de las bibliotecas en épocas de exámenes como vienen demandando los jóvenes, «que han sido uno de los colectivos más claramente ignorados y despreciados por Gabriel Amat en estos años».

Con Manolo García como alcalde, el PSOE se compromete a que el Ayuntamiento de Roquetas de Mar gestionará ante la Junta de Andalucía la apertura de una Escuela de Idiomas en Aguadulce, además de trabajar para ampliar el campo de fútbol e instalar cubierta en las gradas, «y buscar soluciones para que todos los vecinos que quieran puedan disfrutar del deporte, y no como hasta ahora, que tenemos infraestructuras desbordadas y muchos no pueden acceder a las mismas».

Por último, Manolo García defendió su modelo de seguridad ciudadana, que en el caso de Aguadulce pasa por la puesta en marcha de una policía de proximidad que preste servicio a esta localidad roquetera y cubra sus necesidades, además de insistir en su propuesta para que se construya un cuartel de la Guardia Civil en la parcela en la que se asienta el actual y reclamar la llegada de la Policía Nacional, «como ciudad que somos», manteniendo los efectivos de la Benemérita para controlar las zonas rurales, agrícolas y naturales.