El PSOE pide más «flexibilidad» para la hostelería, «asfixiada» por las restricciones de Amat

Su portavoz, Manolo García, reclama que se usen las herramientas aprobadas por la Junta para flexibilizar horarios y el uso de equipos de música en verano

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar anunció esta semana la presentación de una moción «en defensa del sector hostelero y para exigir mayor flexibilidad» para este tipo de negocios en los horarios de cierre y el uso de equipos de sonido. Los socialistas recuerdan en la propuesta que la Junta de Andalucía modificó la normativa que regula estos establecimientos por la crisis de la covid-19 y así favorecer su actividad, dando a los municipios declarados Zona de Gran Afluencia, como Roquetas, mayor libertad para ampliar horarios y flexibilizar su funcionamiento.

«Nos llegan muchas quejas que los hosteleros de todo el municipio por la excesiva rigidez con la actividad hostelera», declaró su portavoz, Manolo García. «Lo que no puede ser es que determinadas zonas como la Plaza de Toros gocen de absoluta libertad o al menos permisividad en los horarios, porque los vecinos lo ven a diario, que muchos locales no cierran hasta primera hora de la mañana, mientras otros lugares como el Puerto Deportivo de Aguadulce, el 501 o la Urbanización, sufren la visión más estricta de la norma en materia de horarios y ruidos», comentó García.

El caso de la música en directo es para García otro ejemplo de la «arbitrariedad» de los criterios del Ayuntamiento, «mientras algunos hoteles pueden tener música en directo hasta altas horas sin ningún problema, y el propio Ayuntamiento organiza conciertos nocturnos en numerosos puntos en verano, a los negocios de hostelería se les impide organizar ninguna actuación musical de pequeño formato», dijo.

El edil socialista defendió mayor flexibilidad sin abandonar el control de esta actividad para sancionar a los infractores. «Obviamente hay que medir y controlar los ruidos, hay que controlar las aglomeraciones nocturnas que generen molestias, hay que sancionar a los que incumplan las normas, pero lo que no podemos hacer es instalarnos en la negativa sistemática para aquellos negocios que quieren cumplir las normas y piden permisos, y que una cafetería o una heladería no pueda abrir más tiempo o no pueda tener un equipo de música, como está pasando», lamentó.

El PSOE pidió mayor apoyo a este sector, que «es un atractivo más de nuestro turismo, no podemos pretender atraer turistas únicamente por las playas y bajos precios y que la gente se acueste a las once de la noche, como pretende el alcalde, hay que dar todos los argumentos posibles para que los turistas elijan nuestro destino y no otros que sí tienen más claro que hay que tener ocio», advirtió.