El PSOE denuncia el «grave deterioro medioambiental» que sufre la Ribera de la Algaida

El PSOE denuncia el «grave deterioro medioambiental» que sufre la Ribera de la Algaida

Los socialistas acusan al equipo de Gobierno de «cinismo e hipocresía» por oponerse en su día al corredor y negar el valor ambiental de la zona, para defenderlo posteriormente mientras permiten que sigan los «continuos» vertidos de aguas fecales

J. VALDIVIAROQUETAS DE MAR

El Partido Socialista de Roquetas de Mar ha presentado una moción en la que reclama al Ayuntamiento una recuperación medioambiental de la Ribera de la Algaida, así como la mejora del mantenimiento del corredor verde que lo atraviesa por parte de la Junta de Andalucía, dado el mal estado que presenta en estos momentos.

El portavoz socialista roquetero, Manolo García, ha recordado que el corredor verde de la Ribera de la Algaida, ejecutado por la Junta de Andalucía siguiendo la Cañada Real de la Costa, contó con la oposición en su día de Gabriel Amat «que no quiso que se hiciera un espacio que afortunadamente hoy es usado por miles de vecinos y visitantes». El rechazo a este espacio natural y de esparcimiento, estaría detrás, a juicio de García, del mal estado que presenta en la actualidad, ya que «ni Amat ni su equipo de Gobierno han querido nunca poner en valor el lugar y están permitiendo el grave deterioro medioambiental en el que se encuentra».

Ejemplo de ese deterioro, denuncia el Partido Socialista, son los «innumerables vertidos ocasionados por la rotura de la tubería de la estación elevadora de aguas fecales de La Ventilla, que traslada las aguas residuales de Aguadulce hasta la depuradora». La tubería, como ha reconocido el propio alcalde en el pleno en respuesta a las preguntas del PSOE, se encuentra en muy mal estado y es frecuente el vertido de aguas fecales sobre el espacio natural, «que no podemos olvidar que Gabriel Amat siempre ha querido incluir en sus planes urbanísticos», puntualiza el portavoz socialista.

Manolo García también ha recordado que hace unos meses el propio Ayuntamiento defendió la calificación de humedal del lugar, incluso alegando ante la Junta de Andalucía para argumentar aún más sus valores medioambientales. Una postura que para el portavoz socialista es un «claro ejercicio de cinismo e hipocresía» ya que «quisieron urbanizarlo en su día y encargaron informes negando cualquier valor ambiental, y ahora pese a que han cambiado de postura y sí reconocen ese valor, mantienen la zona en un estado lamentable, permitiendo su completa degradación».

Por ello, la moción insta al alcalde a que tome «cuantas medidas estime oportunas» encaminadas a recuperar el espacio de los daños ocasionados por los «continuos vertidos fecales en el humedal» y para evitar que en el futuro se sigan produciendo.

Además, la propuesta también reclama que el Ayuntamiento inste de forma «urgente» a la Junta de Andalucía para que lleve a cabo el necesario mantenimiento del corredor verde, «que en estos momentos presenta daños importantes en las pasarelas de madera, los perímetros y demás elementos, como consecuencia de la falta de mantenimiento».