Borrar
Imagen de la fachada de la Jefatura de Policía Local de la localidad de Roquetas de Mar. IDEAL
Policías de Roquetas de Mar se niegan a realizar servicios extraordinarios por no poder «garantizar la seguridad»

Policías de Roquetas de Mar se niegan a realizar servicios extraordinarios por no poder «garantizar la seguridad»

La decisión fue refrendada por la mayoría de los componentes de la Jefatura del Cuerpo Policial ante el deterioro de las negociaciones

J. Cortés

Roquetas de Mar

Lunes, 6 de mayo 2024, 19:18

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

CEM-USEP, el Sindicato Policial, mandó un comunicado en el que se reflejaba que una «mayoría abrumadora» de los integrantes de la Jefatura del Cuerpo Policial se negaban a realizar servicios extraordinarios, porque no podrán «garantizar la seguridad».

El sindicato explica que «si bien el detonante ha sido el hartazgo ante el desinterés por la implantación de un sistema democrático, legítimo e imparcial, en cuanto al reparto del servicio voluntario, sin sumisión ni acogimiento al servilismo, era lo acordado en la asamblea convocada por los sindicatos CEM-USEP, CSIF y UPLBR-A celebrada el día 30 de abril», en el que los policías de Roquetas debían votar sí ante «el estancamiento y deterioro de las negociaciones con la Jefatura del Cuerpo y el Gobierno Local», ya que se requería la demanda de Acciones Sindicales».

Las demandas se centraron en el incremento de la plantilla, dando cumplimiento al ratio de policía por número de habitantes.

Se puso el caso de Zaragoza, dónde destacó por su apuesta, ya que teniendo 648.000 habitantes, cuenta con una plantilla de 1.400 agentes (Un policía por cada 488 habitantes), lo cual equivale a su vez a dos policías por cada mil habitantes. Asimismo, Roquetas tiene una población de 110. 000 habitantes y 118 agentes en plantilla, equivalente a un policía por cada mil habitantes.

En la Asamblea General se emitieron 54 votos a favor y 3 abstenciones. Además, el sindicato denuncia que esta medida de presión «no se ha tomado a la ligera» y que es fruto «de ignorar los problemas que complican su labor y la conciliación de su vida familiar».

Por otro lado, advierten que en un principio se centrarán en la negativa de los agentes a prestar servicios extraordinarios de carácter voluntario que afectara a la seguridad en las playas; ausencia de control de la venta ambulante en paseos marítimos y plazas, ausencia de seguridad y prevención en las zonas de ocio nocturno y botellón. No pudiendo garantizar la seguridad de eventos deportivos, fiestas patronales y conciertos.

Desde el sindicato CEM-USEP se reclama el respeto al derecho laborales, la dignidad profesional y reconocimiento de la labor policial, el cese del acoso sindical por pertenencia al mencionado sindicato.

Exigen que se negocie el reconocimiento del trabajador a turnos y nocturno, la homologación e igualdad salarial entre agentes de nuevo ingreso y los ya pertenecientes a la jefatura; reclaman la reglamentación de un plus de productividad por asistencia que ponga coto al absentismo laboral.

Según explica el sindicato, «los agentes llevan años sufriendo retrocesos en sus condiciones laborales y pérdidas económicas, en concreto desde el denominado popularmente 'Decretazo de Rajoy', hasta la fecha, bajo las mismas excusas por parte del Gobierno Municipal en cada negociación, ya sea por la crisis, por el techo de gasto o, por el «Ya me gustaría, pero no me deja el Gobierno de la Nación», concluyen desde el sindicato policial.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios