Polémica por un nuevo vídeo de supuestos vertidos residuales en la playa de Las Salinas

El entorno de la rambla del Cañuelo es donde se estarían produciendo los vertidos que denuncian los autores del vídeo. /GOOGLE
El entorno de la rambla del Cañuelo es donde se estarían produciendo los vertidos que denuncian los autores del vídeo. / GOOGLE

El vídeo ha aparecido estos días en redes sociales y no es el primero sobre supuestos vertidos de aguas residuales en las costas roqueteras

JULIO VALDIVIAROQUETAS DE MAR

La publicación en redes sociales de un nuevo vídeo, grabado por submarinistas, en el que denuncian la existencia de un emisario que está arrojando aguas residuales sin depurar en la zona de la playa de Las Salinas cercana a la rambla del Cañuelo, ha vuelto a generar una enorme polémica en el municipio.

El vídeo, que no es el primero de este tipo que se difunde sobre las costas roqueteras, muestra la inmersión de dos submarinistas profesionales en la zona, grabando imágenes de la salida de agua turbia por un emisario submarino. Los submarinistas tomaron muestras de las aguas que se están vertiendo, sobre las que al parecer se hicieron analíticas el pasado mes de julio, y en el vídeo se quejan en todo momento de los malos olores que hay en la zona.

Los autores del vídeo, difundido desde la página de Facebook de Almería Postureo, recuerdan que la Junta de Andalucía analiza la calidad de las aguas de baño de forma periódica y se preguntan si esos análisis se están haciendo correctamente a la vista de la expulsión de aguas que aseguran que son residuales, además de reclamar mayor control para evitar que siga sucediendo.

Desde el Ayuntamiento, el concejal de VOX, Francisco Barrionuevo, responsable de Turismo y Playas, acudió al lugar este fin de semana acompañado de miembros de Protección Civil para asegurar que la denuncia del vídeo no es de estos días. Barrionuevo explicó que la zona donde se grabó el vídeo de denuncia es la misma en la que existe una salida de aguas procedentes de la Balsa del Sapo, que como se sabe detienen su flujo en los meses de verano, y afirmó que «parte de las imágenes que se están mostrando sencillamente no son verdaderas, no son auténticas, al menos hoy».

El edil responsable de Playas apeló a la ciudadanía para «que nos dejen trabajar» y advirtió que «con este tipo de denuncias lo único que estamos haciendo es perjudicar al turismo en Roquetas, seamos razonables y prudentes con las denuncias», pidió.

También el concejal de Desarrollo Urbano, Francisco Gutiérrez (PP), salió al paso del vídeo con imágenes de un «supuesto vertido» de la EDAR de Roquetas (Estación Depuradora de Aguas Residuales) para afirmar que mantendrá una reunión con los responsables de la planta con el fin de tener información que permita esclarecer el asunto. Además, el edil anunció que «constituido el Consorcio de Aguas Residuales del Poniente, plantearemos la necesidad de afrontar urgentemente las inversiones necesarias para contar una biofactoria sostenible energéticamente y cuya agua depurada se dedique al riego, en colaboración con otras administraciones». Para Gutiérrez «nuestro objetivo es la defensa de la ciudad de Roquetas de Mar y su tejido económico y empresarial. No nos temblará el pulso en actuar contra todos aquellos que por acción u omisión pongan en peligro nuestra reputación», advirtió.

Denuncias anteriores

Hay que recordar que no es la primera vez que circula un vídeo grabado por submarinistas con una denuncia similar. Hace tres años SOS Aguadulce dio a conocer un caso parecido que se estaba produciendo a 100 metros de la costa de Aguadulce, concretamente en la zona de La Ventilla.

Aquel caso fue investigado por el Seprona de la Guardia Civil tras una denuncia de Izquierda Unida ante la Fiscalía de Medio Ambiente, y llegó a los tribunales uniéndose a una causa similar que investiga el juzgado número 1 de Roquetas (el mismo que lleva el supuesto entramado empresarial vinculado a Gabriel Amat), que desde 2010, y sin que se sepan sus avances, investiga vertidos también en la rambla del Pastor procedentes de la depuradora, igualmente denunciados por IU.

El caso de hace tres años también generó polémica y hubo sospechas de que se estaba usando el aliviadero de emergencia en lugar del emisario (que deposita las aguas mar adentro) bien para ahorrar electricidad de los motores de impulsión o bien por una avería sin reparar del sistema.

Hay que recordar, igualmente, que en la zona de la Ribera de la Algaida hace años que se producen vertidos constantes sobre este espacio natural reconocido como humedal por la Junta de Andalucía. En este caso el PSOE y ecologistas han denunciado en varias ocasiones en los últimos meses la rotura habitual de la estación de bombeo existente en este lugar, que debe impulsar las aguas de Aguadulce hacia la depuradora, y que acaba expulsando esas aguas sobre el humedal, precisando camiones de bombeo para retirar las aguas residuales acumuladas.