Las playas roqueteras contarán este verano con siete canales náuticos y dos de natación

Las playas roqueteras contarán este verano con siete canales náuticos y dos de natación

El contrato de instalación, mantenimiento y retirada de balizamientos y zonas de sombra de las playas se ha licitado estos días con un valor de 120.178 euros

JULIO VALDIVIAROQUETAS DE MAR

El Ayuntamiento de Roquetas de Mar ha licitado estos días el contrato para la instalación de todo el dispositivo de playas, que deberá estar colocado el 15 de mayo y ser retirado el 1 de octubre, trabajos para los que se prevé una inversión de 120.178 euros con los impuestos incluidos.

En concreto, el contrato implicará los trabajos de instalación, mantenimiento, retirada, transporte, limpieza y almacenamiento de los sistemas de balizamiento de limitación de las zonas de baño, con canales náuticos y de natación, plataforma flotante, zonas de sombra para personas de movilidad reducida y zonas de baño adaptadas para personas con movilidad reducida.

El balizamiento este año se realizará sobre 12.900 metros de longitud, es decir, prácticamente todo el litoral roquetero, para delimitar la zona de baño. La barrera se situará a 200 metros de la orilla de la playa, con un intervalo entre las boyas de entre 60 y 70 metros.

En cuanto a los canales, se instalarán siete canales náuticos de aproximación a la orilla y otros dos de natación, una novedad de la temporada pasada que funcionó muy bien y que permite a los interesados en practicar este deporte disponer de sus espacios delimitados. Los canales de natación se colocarán paralelamente al balizamiento de baño y estarán formados por dos calles contiguas de 200 metros, uno irá ubicado en la playa de Aguadulce y otro en la de La Romanilla.

Además, se instalará una plataforma flotante de carácter lúdico que ocupará una superficie de 65 metros cuadrados y que deberá instalarse a 80 metros de la orilla, aunque en el pliego no se especifica el lugar en el que se instalará.

Las zonas de sombra para personas de movilidad reducida serán seis en total, en una infraestructura considerada estratégica en el municipio, tanto para facilitar el baño a los roqueteros con capacidades diversas, como a la hora de atraer turismo en este grupo de población. En la playa de Las Salinas se contará con 18 metros cuadrados de zona de sombra con pasarelas de madera de ancho especial, mientras que en La Romanilla el espacio destinado a este uso será de 36 metros cuadrados, en La Bajadilla serán tres carpas que suman 54 metros cuadrados, lo mismo que en la Urbanización de Roquetas, y por último, en Playa Serena habrá otro espacio de 36 metros cuadrado de sombra.

Además de esa media docena de zonas de sombra, en la playa de Aguadulce se instalará un espacio específico con zona de baño adaptada con sombra, asientos, barras para ejercicios y perímetro balizado, al que llegan cada verano visitantes de toda España y que ha sido incluso reconocido con galardones. En este caso la superficie total será de 72 metros cuadrados y se incluirán pasarelas de hormigón desde la zona sombreada hasta la orilla, mientras que entre el espacio y el paseo marítimo serán de madera de ancho especial, como en todas las anteriores. En este lugar de aguadulce se ubicará también la zona de baño acuática, con sombra también dentro del agua y 30 asientos, así como barras de acero inoxidable dentro del agua, hileras de boyas para facilitar el acceso a personas con movilidad reducida y balizamiento perimetral de protección.

De los 120.178 euros previstos para realizar estas labores, el Consistorio ha calculado alrededor de 30.000 euros de costes tanto para la reposición de alrededor del 15 por ciento del material con que cuenta ya el Ayuntamiento y que se encuentra en mal estado, como para el traslado e instalación de los elementos y el desmontaje y limpieza de los mismos, mientras que para las labores de mantenimiento y reparación durante los cuatro meses de servicio se han previsto 8.400 euros.