La oposición acusa a Amat de «mentiras» y «engaños» por las subvenciones del transporte escolar

La oposición acusa a Amat de «mentiras» y «engaños» por las subvenciones del transporte escolar

Las AMPAS denuncian que el Ayuntamiento ahora propone cubrir solo una pequeña parte del coste del servicio, lo que aumentará las cuotas

JULIO VALDIVIAROQUETAS DE MAR

El transporte escolar de los estudiantes que desde el año pasado no pueden acceder a la gratuidad del mismo por no ajustarse a los requisitos de la nueva normativa de la Junta, ha vuelto a generar un duro enfrentamiento entre partidos de la oposición y equipo de Gobierno.

Todo empezó el pasado lunes por la noche, cuando las AMPAS que el año pasado se organizaron para gestionar un servicio de transporte alternativo al de la Junta, con el apoyo del Ayuntamiento, informaron que tras una reunión con el alcalde, el coste del servicio pasará de 20 a 52 euros mensuales a partir de enero, al no tener suficiente subvención por parte del Consistorio.

Según indicaron a IDEAL madres afectadas, el problema está en que el Ayuntamiento mantiene para este año y el próximo una subvención de 70.000 euros anuales para el servicio, pero las necesidades y costes se han incrementado, ya que al iniciarse este nuevo curso se unen más niños al servicio a los que ya estaban el año pasado.

Como se recordará, siete son los centros cuyas AMPAS decidieron unirse para gestionar el servicio. Se trata de los IES Mar Mediterráneo de Aguadulce, Turaniana, Las Marinas y Algazul, así como los CEIP Las Marinas, Gabriel Cara y Juan de Orea. En todos ellos se recibe alumnado muy alejado de estos centros, que hasta ahora se beneficiaba de la gratuidad de un servicio de transporte escolar que no suele ser habitual en las ciudades de gran tamaño, ya que se ha diseñado para zonas rurales y diseminados. Sin embargo, en el caso de Roquetas se dan casos como el IES Algazul, que se encuentra en Roquetas centro, pero que recibe alumnado de Buenavista, cerca de la Urbanización, o el IES Las Marinas, donde hay estudiantes que llegan por las mañanas también de esta zona.

Una de las madres afectadas se mostró ayer muy molesta por la situación, ya que dijo no tener opciones para que su hija de 12 años pudiera llegar al IES Turaniana, a una distancia de unos 5 kilómetros de su vivienda. Según denunció, en declaraciones a IDEAL, no existe transporte urbano que solucione el problema y coger un taxi supone 10 euros por trayecto que son impensables en su caso.

El asunto generó ayer una cascada de críticas por parte de la oposición, ya que tanto PSOE, como Ciudadanos e IU-TD-EQ criticaron la postura del equipo de Gobierno a través de comunicados.

El PSOE, por ejemplo, se mostró muy crítico con el alcalde, Gabriel Amat, al que acusó de «mentir» y «engañar» a las familias afectadas, usando este asunto en la campaña de las pasadas autonómicas. El portavoz socialista, Manolo García, recordó que ya el pasado mes de agosto alertó del problema, obteniendo entonces una dura respuesta del concejal de Educación, Juan José Salvador, que aseguró que la situación estaba solucionada y acusando al portavoz socialista de no enterarse, ahora «parece claro que el que no se entera es él», dijo Manolo García.

García insistió en que la problemática de Roquetas es «excepcional» en Andalucía «como consecuencia del urbanismo del señor Amat, que ha diseñado una ciudad pensada para favorecer los 'pelotazos' de los promotores urbanísticos y no en la calidad de vida de sus vecinos, ubicando los centros educativos alejados y en las peores parcelas, todo ello agravado por la ausencia de un servicio de transporte urbano que el Ayuntamiento está obligado por ley a poner en marcha desde hace casi 20 años y que el alcalde del PP ha ignorado durante todo este tiempo». El edil aseguró que «en cualquiera de las fiestas de Roquetas el Ayuntamiento se gasta en cohetes lo que quiere ahora aportar para el servicio; es lamentable la incompetencia de este equipo de Gobierno», concluyó.

Reunión con las AMPAS

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Roquetas, Pepe Montoya, mantuvo el lunes una reunión con la asociación de las AMPAS, que agrupa según la formación naranja a más de 450 escolares. Montoya explicó que el alcalde únicamente se ha comprometido a apoyar 70.000 euros al servicio «cuando el montante total ronda los 285.000 euros».

En ese sentido, el portavoz de Cs recordó las «promesas» del alcalde, Gabriel Amat (PP), así como las de sus concejales, incluyendo a Juanjo Salvador, quien hace unas semanas llegó a afirmar, literalmente: «Los niños de Roquetas tendrán transporte escolar gracias al PP de Gabriel Amat». A este respecto, Pepe Montoya lamentó la «poca palabra que tienen algunos».

El edil de Cs recordó que el año pasado Amat, poco antes de las elecciones andaluzas, prometió en una reunión con los afectados que el Ayuntamiento subvencionaría el servicio siempre y cuando se constituyeran en asociación, obteniendo así entidad jurídica para poder cobrar dicha subvención. «Ahora, justo cuando arranca el nuevo curso escolar, comprobamos indignados que el equipo de Gobierno de PP y Vox trata de incumplir la palabra dada a las madres y padres afectados, pasando de ofrecer una solución definitiva, a solo unas migajas que no resuelven nada, y que tienen muy enfadadas a unas personas que no merecen ser engañadas por sus representantes políticos», dijo.

Por último, la coalición de Izquierda Unida-Tú Decides-Equo también se pronunció al respecto acusando al equipo de Gobierno de «ocultar información a los afectados». «Ha comenzado el curso y la vergonzosa gestión del Amat ha quedado al descubierto una vez más. Ahora no estará disponible toda la asignación económica necesaria para hacer frente al servicio de transporte escolar, donde ya las familias tenían que hacer un fuerte desembolso», explicó Juan Pablo Yakubiuk, portavoz del grupo municipal.

Yakubiuk denunció que hace más de un mes su formación pidió tener acceso al expediente y a día de ayer seguía sin recibir respuesta del concejal de Educación, Juan José Salvador.

Desde IU-TD-EQ también se apostó por el servicio de transporte urbano, con el refuerzo para este caso de monitores, para poner fin a la problemática surgida y criticó el «silencio» del PP con la Junta de Andalucía, ahora que ellos gobiernan en la Administración autonómica.