El Ayuntamiento compra la última casa histórica de la Plaza de la Constitución para hacer un museo

El Ayuntamiento compra la última casa histórica de la Plaza de la Constitución para hacer un museo
  • Se invertirán 243.433 euros para su adquisición y se desconoce por el momento si se contará con Gabriel Casa y sus fondos

El Ayuntamiento de Roquetas ha dado recientemente un paso que se ha venido reclamando desde hace muchos años por parte de la oposición y colectivos sociales: la apertura de un museo que exponga la historia del municipio. El primer paso, según ha podido saber IDEAL, ha sido la adquisición de una vivienda histórica de la Plaza de la Constitución, cuya compra ha sido aprobada estos días.

La vivienda, conocida la ‘casa de Pepe Guerrero’ es una de las pocas edificaciones históricas que se han salvado en el casco urbano del desarrollo urbanístico de las últimas décadas, de ahí su valor y su elección para ubicar en ella lo que el Consistorio denomina «casa-museo histórico local» que además incluirá un punto de información turística.

La autorización de la compra se realizaba hace unos días y supondrá una inversión, para las arcas municipales, de 243.433 euros. El Consistorio, en el informe que respalda la adquisición, destaca la «singularidad» de la vivienda «al ser la única que conserva la fachada original en la Plaza de la Constitución» y también considera como aspecto que refuerza la operación «la ubicación en pleno centro, como emplazamiento idóneo para la construcción de una dependencia que tenga como objetivo la promoción, puesta en valor y difusión de la historia y la cultura de Roquetas, contribuyendo además a la ampliación de la oferta cultural y turística, así como a la dinamización de la zona centro de la ciudad.

Por el momento no se conocen más detalles de los planes del Ayuntamiento y tampoco se sabe si el Consistorio piensa contar para crear el futuro museo con el trabajo y los fondos del primer y único museo histórico de Roquetas, el de Gabriel Cara, que lleva realizando una labor desinteresada de difusión de la historia de Roquetas desde hace décadas, sin ningún tipo de apoyo municipal.

Gabriel Cara, que usa unos locales propios muy cerca del museo que ahora quiere habilitar el Ayuntamiento, ha sido ignorado hasta ahora por el equipo de Gobierno y no se ha contado con él nada más que para actividades puntuales en el Castillo de Santa Ana. El Museo de Gabriel Cara es desde hace años visita obligada de centros educativos, turoperadores y todo tipo de visitantes pero a sus limitados medios.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate