El parking de la Plaza de Luis Martín se queda sin personal

  • La empresa Iridium, del grupo ACS, ha abierto un ERE entre los trabajadores con que cuenta en los aparcamientos de Roquetas de Mar y Aguadulce, que implica la reducción de más de la mitad de la plantilla, lo que se traducirá en la automatización de los servicios en buena parte de la jornada en el parking del centro de Roquetas.

 

En concreto, de los 11 trabajadores con que contaba la empresa en la localidad, el número de empleados que finalmente seguirán trabajando en los dos complejos será de 5, casi todos concentrados en el parking de Aguadulce, que presenta unos datos de ocupación ligeramente superiores y tiene un mayor número de plazas de aparcamiento vendidas. Así lo ha podido saber IDEAL, si bien desde la empresa no se ha facilitado información al respecto.

La reducción de personal en el parking de la Plaza de Luis Martín, que presta servicio a personal y visitantes del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, además de clientes, profesionales y comerciantes del centro, ha sido tan drástica que se ha reducido el horario de atención personal al mínimo, de esta manera, en estos momentos ya no hay nadie controlando el parking ni por las tardes ni por las noches, funcionando todo el sistema a través de los sistemas automáticos.

El asunto ha motivado quejas no solo entre los usuarios del aparcamiento público, sino también entre los propietarios de las plazas de aparcamiento que en su día se sacaron a la venta y que consideran que con la situación actual hay un riesgo de inseguridad en la instalación.

También hay malestar entre el comercio de la zona, que como se sabe, hace tiempo que viene demandando más medidas que incentiven el uso de estos aparcamientos con el fin de atraer clientes a sus negocios. De hecho, una reunión reciente entre un buen número de comerciantes del centro, ya incluyó entre las propuestas un cambio de señalización y mayores beneficios para los usuarios del aparcamiento.

Lo cierto es que los parkings del municipio nunca han generado grandes ingresos. Las expectativas no eran muy altas teniendo en cuenta que el Ayuntamiento, cuando planteó ambos proyectos, intentó que fuera una empresa quien se encargara de su construcción, pero los concursos organizados para ellos se declararon desiertos ante la falta de interés de las empresas. El Consistorio optó entonces por hacer con fondos propios ambas infraestructuras y sacar a concurso su explotación, que finalmente correspondió a Urbaser, la misma empresa que gestiona las basuras y limpieza viaria. La gestión pasó años después a Iridium, que al igual que Urbaser es una filial de la multinacional española ACS, creada especialmente para la gestión de este tipo de concesiones de infraestructuras y servicios.

Los comerciantes se quedan sin convenio para ofrecer plazas

Entre los perjudicados por los recortes introducidos por la empresa están los comerciantes del municipio de Roquetas agrupados en la asociación ACER. La asociación y la empresa firmaron en su día un convenio de colaboración que permite a los comercios adquirir horas de aparcamiento que pueden regalar a sus clientes, facilitando así los accesos a sus establecimientos para realizar compras. Ahora, con el sistema automatizado la mayor parte del día, los vales no sirven para poder usar el servicio, por lo que la empresa ha informado a la asociación de comerciantes ACER que el convenio se tiene que suspender, según ha reconocido la presidenta de la asociación, Azucena Sabio, en declaraciones a IDEAL. Desde ACER no se ha precisado el número de comerciantes que se beneficiaban de este convenio, pero sí se ha asegurado que se está a la espera e mantener una reunión con la empresa para estudiar alternativas.