El Aquarium sigue sin una solución política que evite su cierre

El Aquarium sigue sin una solución política que evite su cierre
  • El Aquarium de Roquetas empieza a prepararse para su cierre, a la espera de una solución política a su situación que no termina de llegar a pesar de existir consenso entre los diferentes grupos municipales acerca del tipo de medidas que se deberían adoptar para evitarlo.

A principios de este verano el centro mantuvo encuentros con cada uno de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Roquetas por separado, y también se llegó a celebrar un encuentro conjunto con todos los grupos y parte de su dirección, como ya informó IDEAL en su día.

 

Todos los grupos declararon entonces su disposición a facilitar el mantenimiento de una instalación clave para el turismo de la localidad con la búsqueda de medidas que deberían acordarse en una reunión, en principio prevista para finales de julio, en la que los propietarios, los partidos políticos y el alcalde, Gabriel Amat, abordarían la situación. Sin embargo, esa reunión no ha llegado a producirse y finalizado el verano el Aquarium afronta su invierno más duro con la posibilidad de cierre inminente y definitivo cada día más cercana.

Entre los partidos políticos consultados se reconoce que el encuentro no ha llegado a celebrarse, desconociéndose los motivos, mientras que desde la dirección del Aquarium se guarda silencio al respecto y únicamente se ha asegurado que se está a la espera de la celebración de la citada reunión.

El Aquarium de Roquetas lleva alertando de su situación varios años, si bien en los primeros ejercicios el número de visitantes fue suficiente para mantener sus instalaciones, en los últimos años las dificultades están siendo excesivas ante unos inviernos cada vez más duros y más largos para el turismo de la localidad.

Su mayor problema radica en las características de una instalación que, a diferencia de otras, no puede cerrarse en la temporada baja, ya que los animales que en él viven deben tener sus cuidados diariamente. Si bien en verano el número de visitas se cuenta por miles, éstas no son suficientes para poder mantenerse en invierno, necesitando el doble de las actuales para ello.

Desde su nacimiento, el Aquarium de Roquetas ha tenido pocos apoyos públicos. Tan solo el Ayuntamiento cedió los terrenos en su día a cambio de un canon anual y desde la Junta se facilitó un préstamo blando para su construcción. Sus responsables siempre han lamentado esa falta de apoyos que se traduce incluso en el vacío recibido por parte de instituciones como la Universidad de Almería. Eso sí, el Aquarium ha recibido apoyos de Asempal y la Cámara de Comercio pero que no se han traducido en medidas concretas.