Malestar en Aguadulce por el uso de césped artificial en las jardineras del paseo marítimo

Malestar en Aguadulce por el uso de césped artificial en las jardineras del paseo marítimo

Estos días se han eliminado los arbustosy plantas decorativas del paseo por césped artificial, algo que no es la primera que ocurre

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Uno de los tramos del paseo marítimo de Aguadulce han perdido estos días los parterres diseñados en su día por Costas para adornar las jardineras existentes, y han sido sustituidos por césped artificial. El cambio ha generado un enorme revuelo en redes sociales, después de que la asociación Serbal difundiera las imágenes de lo que supone un nuevo intento del Ayuntamiento de reducir los costes y labores de mantenimiento de jardines y parques del municipio, tras un año cargado de polémica sobre su mal estado.

Desde Serbal se denunciaba la «desagradable sorpresa» de esta sustitución de elementos vegetales naturales por otros de plástico, algo que no es la primera vez que ocurre en el municipio. El colectivo conservacionista consideró que el ahorro de costes y mantenimiento que se suele usar para justificar este tipo de prácticas «no es suficiente, especialmente si pensamos en zonas de paseo y esparcimiento. Se olvidan los gestores que han tomado esta decisión, de los importantes servicios que nos aporta la vegetación natural tales como regulación de temperatura (sombra y evaporación de agua tan importante en una zona árida como la nuestra), cortavientos, estéticos y por supuesto de mantenimiento de una biodiversidad claramente en crisis en zonas urbanas y que explica el auge de algunas plagas».

Por ello, Serbal defendió que «mejor hubiera sido apostar por especies autóctonas que requieren muy bajo mantenimiento tales como tarays, lentiscos, palmitos, algarrobos, margarita playera, perejil de mar, barrón, etcétera».

También se pronunció al respecto SOS Aguadulce, colectivo que lleva casi una década denunciando el abandono y la falta de mantenimiento y limpieza en esta parte del municipio, que aseguraró que «esto es lo que pasa por tener a inútiles ahí cobrando sin ningún tipo de conocimiento ni planificación».

SOS Aguadulce ya denunció hace unas semanas el completo abandono de esos parterres del paseo marítimo de Aguadulce por parte del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, ya que los arbustos y flores plantados en su día hace tiempo que están completamente secos. Al final, el Consistorio parece haber tomado una decisión drástica, instalando césped de plástico en su lugar.

Un nuevo caso de recorte en el mantenimiento de parques

Lo ocurrido en el paseo marítimo de Aguadulce no es la primera vez que pasa en el municipio de Roquetas de Mar, la política municipal con respecto a los parques y jardines lleva décadas siendo cuestionada. Hay que recordar, por ejemplo, la polémica que generó hace un año y medio el 'hormigonamiento' de palmeras en Las Marinas, donde los parterres se sustituyeron por hormigón, rodeando las palmeras, que fue lo único que se salvó.

En cuanto al césped artificial, hace tiempo que el Consistorio está usándolo en algunos puntos, como tramos de los bulevares existentes en la avenida Reino de España y Unión Europea, que también levantaron críticas entre vecinos y grupos de la oposición. Junto a ello, el Consistorio ha venido practicando una política de reducir los espacios vegetales en las reformas de numerosas plazas y espacios públicos. La propia plaza de la Constitución o reformas realizadas recientemente en algunas plazas de Aguadulce, también provocaron un enorme malestar.

Incluso en nuevos proyectos la consigna parece ser evitar el uso de jardines. El caso más claro es el del parque de Los Bajos, polémico por el hecho de que se prometió un 'pulmón verde' que acabó únicamente con árboles como elementos vegetales, ya que el protagonismo del espacio lo tienen las grandes explanadas de hormigón y albero, sin que se haya usado jardineras, arbustos o césped.

Como se recordará, la falta de mantenimiento este pasado verano fue generalizada en los espacios verdes del municipio, lo que llevó a anunciar la contratación de 30 jardineros para intentar paliar el problema.