Licitada la nueva red de pluviales para evitar inundaciones en la avenida de Sudamérica

Licitada la nueva red de pluviales para evitar inundaciones en la avenida de Sudamérica

El proyecto se ha licitado con una estimación de los plazos de ejecución de 8 meses, en los que se acondicionará una nueva red, así como un sistema de impulsión hacia el mar

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El Ayuntamiento de Roquetas de Mar ha sacado a licitación esta semana las obras para el acondicionamiento de una nueva red de pluviales que acabe con los problemas de acumulación de agua que se producen en la avenida de Sudamérica, entre El Puerto y la Urbanización.

La inminente licitación de las obras ya fue anunciada la semana pasada por el alcalde, Gabriel Amat, en el último Pleno, cuando los grupos de la oposición plantearon cuestiones sobre esta problemática.

Las obras se han sacado a concurso por un importe de 1.236.407 euros, impuestos incluidos, estimándose un plazo de ejecución de 8 meses, cuestiones ambas que habrá que esperar a la adjudicación de los trabajos para saber las definitivas. Por lo pronto, las empresas interesadas en hacerse cargo del proyecto tienen hasta el próximo 29 de abril para presentar sus ofertas.

El proyecto, redactado en el año 2014, aunque no se ha licitado hasta ahora, plantea necesidad de abordar el problema de concentraciones de agua de lluvia, que llegan a inundar la calzada y establecimientos comerciales ubicados en este lugar por la existencia de un punto bajo que dificulta la evacuación de las aguas.

Los técnicos propusieron como solución la ejecución de una red de recogida de las aguas pluviales totalmente independiente de los colectores existentes, para su recogida y transporte hasta una Estación de Bombeo de Aguadulce Pluviales EBAP, también contemplada en el proyecto, y su posterior impulsión al mar mediante una tubería de impulsión y un aliviadero corto, dejándose claro que esta solución técnica únicamente se ha diseñado para aguas de lluvia.

Las obras afectarán a la avenida de Sudamérica, así como a las calles Costa Rica, Mendoza, Tegucigalpa y plaza José de San Martín. En ellas se acondicionará en primer lugar una nueva red con tuberías de polietileno de alta densidad con diferente diámetros y pozos de registro con tapa y cerco, e imbornales.

En cuanto a la EBAP, encargada de recoger las aguas pluviales para posteriormente bombearlas hacia el mar, tendrá una base de solera y muros de hormigón armado, con dos recintos, uno de bombas y otro de válvulas. Contará con dos bombas sumergibles capaces de evacuar cada una de ellas 671 litros por segundo, aunque se ha previsto capacidad para tres bombas de este tipo.

Por último, en cuanto al aliviadero, se instalará en la zona de rompiente y tendrá un tramo terrestre de 163 metros de longitud, más otros 6 metros de tramo rompiente y 197 metros de tramo marítimo.

Junto a las infraestructuras de la nueva red de pluviales propiamente dicha, el proyecto contempla la posterior pavimentación de la zona mediante solera de hormigón y baldosa tipo Roquetas, que es la existente en la zona, reponiéndose igualmente la parte de calzada afectada por este proyecto.

La nueva red irá conectada al sistema de telecontrol con que cuenta la empresa concesionaria Hidralia para gestionar todas las infraestructuras hidráulicas del municipio.

Para realizar el proyecto los técnicos analizaron tres posibles soluciones, por un lado una salida al mar mediante tuberías que funcionara por gravedad, es decir, sin impulsión; por otro lado se estudió la salida al mar mediante tubería de impulsión, y por último se propuso un sistema de recogida de pluviales con nuevas conducciones y ejecución de nuevos pozos drenantes en la playa. Finalmente los técnicos optaron por la segunda opción, que consideraron que es la más idónea para solucionar el problema de acumulación de aguas de lluvia que se da en este punto.