Los juzgados de Roquetas llevan más de una década a la espera de la nueva sede

Paralizada en la crisis económica, la nueva sede va para largo teniendo en cuenta que se prepara una reforma de los actuales juzgados

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Las carencias de los juzgados de Roquetas no son solo humanas, también lo son materiales. En esto los juzgados roqueteros también han sido problemáticos, teniendo en cuenta que su primera ubicación en pleno casco urbano no fue suficiente en cuanto se amplió el número, llevando a desperdigar en varias sedes las oficinas. Una situación que la Junta de Andalucía, de la que depende esta cuestión, solucionó con la apertura de las actuales dependencias de la calle Reina Sofía, hace más de una década, también en unos locales alquilados que iban a ser temporales y que tenían capacidad de ampliación mientras se construía la nueva sede judicial en la zona de Las Lomas.

De la nueva sede judicial solo se sabe su ubicación, en unos terrenos cedidos por el Ayuntamiento de Roquetas en un barrio en el que se están ubicando varios edificios públicos como la oficina de la Seguridad Social, y que existe un proyecto encargado en 2014 para la construcción de un gran edificio de más de 5.500 metros cuadrados similar al que El Ejido ya tiene desde esa época y que centralizaría todos los juzgados y dotaría a la ciudad de un espacio digno para la administración de Justicia. El nuevo edificio permitiría contar con servicios de los que ahora se carece, como el área de medicina forense, que en Roquetas se cubre desde El Ejido.

Sin embargo, la crisis y restricciones presupuestarias de principios de la década pasada, dejaron paralizado el proyecto durante todo este tiempo. Recientemente, la actual Consejería de Justicia confirmó a IDEAL la intención de desbloquear el proyecto, para lo que se estaba revisando el redactado en su día, con la idea de incluir ya partidas presupuestarias para ello que de momento no han llegado. De hecho, pese a los anuncios de la Junta, la nueva sede judicial parece ir para largo teniendo en cuenta que el juez decano, Francisco Martín, ha desvelado estos días a IDEAL que se está preparando un proyecto para la reforma de las actuales dependencias que incluiría su ampliación.

Y es que jueces, abogados y procuradores denuncian serias limitaciones de espacio en una sede judicial que ocupa buena parte de los bajos de un céntrico edificio de la ciudad, así como algún piso de la planta superior para albergar los seis juzgados actuales.

Concretamente, estaba previsto añadir al complejo otro local más de alquiler que ocupaba una entidad bancaria en su día, donde se quería ubicar el Registro Civil, cuya limitación de espacio y actual ubicación supone un quebradero de cabeza para ciudadanos y personal. Sin embargo, esos planes se han visto truncados con la aprobación del séptimo juzgado, ya que no hay espacio para él, por lo que habrá que utilizar ese nuevo local que se va a alquilar para esta ampliación.

El movimiento agota aún más las posibilidades de seguir ampliando juzgados y refuerza la necesidad de acelerar la construcción de la nueva sede judicial, teniendo en cuenta que el Gobierno da por hecho que la llegada del octavo juzgado se aprobará el próximo ejercicio, según confirmaron a IDEAL fuentes de la Subdelegación.

La cuestión no solo tiene que ver con el espacio -incluso hay dos juzgados que comparten sala de vistas- sino que también afecta a la seguridad y la intimidad. Las actuales dependencias judiciales no disponen de suficientes salidas para ahorrar a detenidos un humillante paseo por sus largos pasillos, como denuncian los abogados, tampoco garantizan la debida separación de las partes en juicios complejos como los de malos tratos. Y en casos controvertidos tampoco existe un perímetro y unos aparcamientos que garanticen la seguridad y entradas y salidas de jueces y detenidos que pueden verse coaccionados, increpados o incluso agredidos a las puertas del complejo.