La Junta retrasa la finalización del hospital de Roquetas, que ahora espera tener listo a final de año

La consejera de Salud, Catalina García, ha visitado hoy las obras del nuevo centro, que se encuentra ya al 50% de ejecución tras sufrir unas modificaciones por problemas en la cimentación

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Las obras del futuro Hospital de Alta Resolución y Especialidades (HARE) de Roquetas de Mar han recibido hoy la visita de la consejera de Salud, Catalina García, que ha celebrado el avance de los trabajos y ha asegurado que se encuentra ya al 50% de ejecución. La consejera ha desvelado, no obstante, un nuevo retraso en la finalización de unas obras que inicialmente se dijo que estarían para antes de las elecciones municipales, ultimamente se estaba diciendo que acabarían este próximo verano y que ahora se prevé que estén terminadas para final de este año 2023.

La consejera ha aludido a «problemas en la cimentación» con las obras del HARE de Roquetas de Mar, que no solo han afectado a los plazos de ejecución, sino que también han elevado los costes previstos a más de 34 millones de euros, casi 6 millones más de los previstos inicialmente tras el modificado de obra que hubo que hacer.

La consejera afirmó en su encuentro con los medios que el hospital de Roquetas de Mar «ya es una realidad», recordando que ya en 2019 se aprobó el Plan Funcional y hace justo un año se puso la primera piedra por parte del presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno. «Es una apuesta muy importante y muy decidida para mejorar la salud de los almerienses», dijo García, que destacó que el centro no solo cubrirá al municipio de Roquetas de Mar, sino que también beneficiará a las poblaciones de Vícar, La Mojonera, Felix y Enix.

Catalina García agradeció al alcalde, Gabriel Amat, la puesta a disposición de la Junta de los terrenos del centro hospitalario, así como «su empeño, su trabajo, su esfuerzo para convencer a la administración de que esto era una necesidad», algo sobre lo que dijo que el anterior Gobierno andaluz «no fue sensible» y «convirtió a este hospital en un hospital más de campaña», apuntó recordando que la construcción del centro por parte de la Junta se anunció justo antes de la convocatoria de las elecciones autonómicas.

El alcalde, Gabriel Amat también tuvo palabras de agradecimiento a la consejera «por la confianza que puso desde el primer momento en el hospital de Roquetas de Mar». Amat defendió la necesidad del centro y aseguró que estuvo 15 años pidiéndolo a los gobiernos socialistas de la Junta pero «no me daban ninguna respuesta, me daban buenas palabras y malos hechos», dijo sobre el tiempo en que la construcción del centro estuvo paralizada, después de que Junta y Ayuntamiento firmaran un convenio de colaboración por el que el Consistorio se comprometía a asumir las obras, que pensaba financiar con un convenio urbanístico que finalmente no prosperó y que mantuvo en el limbo durante años su construcción, hasta que finalmente la Junta decididió proponer otro convenio al Ayuntamiento asumiendo directamente la construcción, tal y como era su competencia.

En este sentido, el primer edil atribuyó el inicio y construcción del HARE de Roquetas al compromiso del presidente andaluz, Moreno Bonilla, según comentó en un encuentro con los medios en los que Amat y García estuvieron acompañados por el gerente del SAS, Diego Vargas, la delegada del Gobierno andaluz en la provincia, Aránzazu Martín y el delegado de Salud en Almería, Juan de la Cruz Belmonte. Todos ellos tuvieron ocasión de recorrer las obras de un edificio que ya tiene gran parte de su estructura levantada y que como se sabe, se está construyendo junto al Estadio de Fútbol Antonio Peroles de Roquetas de Mar.