Pancarta de protesta a las puertas de los juzgados de Roquetas. / R. I.

La Junta respalda a los jueces del Poniente en sus peticiones para elevar sus categorías a magistrados

La medida se considera fundamental para aliviar la situación de los dos partidos judiciales donde se habla ya de colapso

J. VALDIVIA / E. PRESS ROQUETAS DE MAR

La Junta de Andalucía, a través de la Secretaría General para la Justicia de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, ha remitido un escrito al Ministerio de Justicia para apoyar la petición de los 12 jueces de los partidos judiciales de El Ejido y Roquetas de Mar destinada a elevar sus categorías profesionales a magistrados como medio frenar la movilidad en la zona y atajar la alta litigiosidad.

Los jueces, como ya informó IDEAL hace unos días, se reunieron la semana pasada acordando, entre otras cosas, volver a solicitar la elevación de la categoría, pedir información al Gobierno e iniciar acciones de protesta que de momento se han centrado en la instalación de pancartas a la puerta de los juzgados, pero no se descarta que se realicen paros si el Gobierno no atiende la petición.

Fuentes del Gobierno andaluz han confirmado el respaldo a la petición impulsada por los jueces de la zona del Poniente a través de una misiva enviada a finales del pasado mes de mayo al entender que la elevación de la categoría podría evitar la «fuga masiva y movilidad desproporcionada» que los propios jueces aducen a la hora de explicar la situación de sus juzgados.

Los jueces decanos de ambos partidos judiciales han emitido informes con demandas de medios que no solo afectan a la elevación de la categoría, dependiente del Gobierno de España, también afectan a recursos humanos y materiales, que dependen de la Junta de Andalucía. Así por ejemplo, desde Roquetas se pide que se equiparen todas las plantillas de los juzgados, ya que tres de los seis con que cuenta el municipio tienen un funcionario menos, también hay necesidad de al menos cuatro personas más en Servicio Común de Notificaciones y otro más en la Oficina del Registro Civil.

La situación de Roquetas es la más precaria, teniendo en cuenta que sus juzgados no solo soportan un volumen de trabajo muy superior al normal, sino que además, siguen funcionando en unos locales alquilados a la espera de una nueva sede judicial, como la que tiene El Ejido, y que lleva más de una década paralizada. De hecho, una reforma prevista para los locales ha sido paralizada tras el anuncio de creación del séptimo juzgado, ya que el espacio que se iba a alquilar para ampliar las instalaciones, se destinará ahora al séptimo juzgado.

Los jueces y LAJ de los partidos judiciales de Roquetas de Mar y de El Ejido ya manifestaron que la creación de un séptimo juzgado en el municipio roquetero anunciado por el Ministerio de Justicia «contribuiría a reducir mínimamente» la carga de trabajo en el resto de órganos, aunque para ellos la solución sería, en cualquier caso, la puesta en funcionamiento de plazas de magistrado con el «consiguiente aumento de personal funcionarial en ambos».

La medida reclamada por los órganos judiciales de Roquetas y El Ejido contribuiría a solventar «en gran medida» las necesidades de los partidos, según han defendido ante el Ministerio de Justicia desde la Administración andaluza, donde han confirmado su capacidad de asumir los medios materiales y personales que serían necesarios en caso de que se adoptaran las medidas reclamadas.

Cabe recordar que la Comisión de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local del Parlamento andaluz ya aprobó en diciembre de 2019 una proposición no de ley (PNL) para solicitar la elevación de categoría en los partidos judiciales mencionados, para lo que se solicitó al Consejo de Gobierno que instara al Ejecutivo central la dotación de plazas de magistrados.