Jueces de Roquetas y El Ejido estudian paros para reclamar el ascenso de sus juzgados

Denuncian un «colapso» que atribuyen a la elevada temporalidad de los partidos judiciales por no tener aún la categoría de magistrados

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Los jueces de los partidos judiciales de El Ejido y Roquetas de Mar ya no pueden más. Hace años que se habla del ascenso de la categoría de sus juzgados a magistrados, lo que reforzaría los recursos y reduciría la temporalidad, pero la medida sigue sin llegar pese a las promesas, mientras que la situación no deja de agravarse.

Hartos de la situación, especialmente en Roquetas de Mar, donde la problemática es significativamente grave, esta semana se han reunido jueces de ambos partidos en una sesión conjunta, en la que han acordado la realización de acciones de protesta, que empezaron ayer con la colocación de pancartas reclamando la categoría de magistrados, y que si no hay cambios, podrían pasar también por paros para presionar al Gobierno de España, que es el que tiene que tomar esa decisión.

Encabezados por el juez decano de Roquetas, Francisco Martín Huete, que pese a que lleva solo tres años en la plaza, es el más antiguo en unos partidos judiciales en los que la ausencia de magistrados genera una tremenda rotación que contribuye a retrasar la tramitación de casos, los jueces de ambas localidades hablan de «alarmante» falta de estabilidad con «constantes ceses y nuevas tomas de posesión de jueces titulares», que se suman a «largos periodos de cobertura de plazas por parte de sustitutos externos».

Se trata de un problema ya endémico en ambos partidos judiciales, especialmente en Roquetas de Mar, donde hay juzgados en los que se cambia de titular cada año. Pero a este fenómeno se ha unido otro más, y es el fuerte incremento en la entrada de asuntos penales y civiles que está terminando por desbordar estos juzgados, donde ya se habla de «colapso».

La elevación de la categoría a magistrados se considera clave para desatascar la situación. Empezando porque cada juzgado se reforzaría con un administrativo más y también mantendría a los jueces durante más tiempo. En la actualidad, la mayoría de los juzgados de la zona están ocupados por jueces con poca experiencia, recién formados, que se marchan a la mínima oportunidad dada la litigiosidad de los partidos y el deseo de ascender a la categoría de magistrados que no pueden conseguir en ninguna de las dos ciudades.

Los jueces de Roquetas de Mar y El Ejido recuerdan la complejidad de una zona en la que no deja de aumentar la población, hay una creciente actividad empresarial, problemas demográficos relacionados con la inmigración, incremento del número de detenidos, colapso de los registros civiles y «extremas dificultades» para gestionar la carga en materia de violencia de género.

Esperar al octavo juzgado

El ascenso, recuerdan los jueces en un documento al que ha tenido acceso IDEAL, ya fue apoyado en 2018 por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y la medida parece contar con el apoyo del Gobierno, pero el paso no se producirá en un plazo inmediato de tiempo. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Almería, aseguraron esta semana a IDEAL que el ascenso a magistrados tendrá que esperar hasta que Roquetas de Mar tenga 8 juzgados, teniendo en cuenta que precisamente hace un par de semanas se anunció la creación del séptimo.

Los jueces del Poniente aseguran que la situación de sus partidos genera un agravio comparativo con otros como Motril, El Prat de Llobregat, Sanlúcar de Barrameda o San Javier, que han conseguido ya el ascenso de categoría.

En base a ello, ayer mismo se colocaron grandes pancartas en la puerta de los juzgados reclamando la categoría de magistrados y se ha solicitado una reunión al Ministerio de Justicia para tratar los problemas que viene manteniendo la zona, además de solicitar información acerca de los criterios fijados para elevar la categoría de magistrados.