IU-TD-EQ pide un homenaje para el roquetero que liberó París y otros tres asesinados en los campos de concentración nazis

IU-TD-EQ pide un homenaje para el roquetero que liberó París y otros tres asesinados en los campos de concentración nazis

Se trata de Rafael Gómez Nieto, roquetero que ha recibido en Francia la más alta condecoración pero que en su pueblo natal no tiene ningún reconocimiento, así como Damián y Joaquín Aleixandri y Emilio Cañadas, muertos en los campos de concentración de Mauthausen y Gusen

JULIO VALDIVIAROQUETAS DE MAR

Izquierda Unida, Tú Decides y Equo han registrado una moción en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar para proponer la instalación de un monolito, con placa, de recordatorio de la memoria de los vecinos de Roquetas de Mar, Rafael Gómez Nieto, por su participación de la Liberación de París del año 1944, así como de Damian y Joaquín Aleixandri Curto como de Emilio Cañadas Rendón, víctimas de la barbarie nazi, en los campos de concentración de Mauthausen y Gusen.

Esta propuesta llega con motivo la de celebración el próximo 24 de agosto del 75º Aniversario de la Liberación de París, donde el roquetero Rafael Gómez Nieto tuvo un papel destacado», explica Juan Pablo Yakubiuk, portavoz del grupo municipal. »También porque esta fecha supuso por parte de las Fuerzas Aliadas, una conquista clave para dar fin a la locura genocida del Tercer Reich y de sus políticas de exterminio en los campos de concentración, donde también fueron asesinados tres vecinos de Roquetas».

Y es que en este memorable suceso, explican desde el grupo, Roquetas de Mar también está presente, a través de la figura de Rafael Gómez Nieto. Soldado republicano enrolado en las fuerzas aliadas, bajo el mando del General Leclerc, que integraba la mítica 2.ª División Blindada, entre la que se hallaba «La Nueve», la 9º Compañia de la misma formada por 150 combatientes antiguos republicanos españoles, convirtiéndose en la primera unidad aliada que entra en la ciudad de París uniendo de forma permanente su nombre al de la liberación de la capital francesa.

Rafael Gómez Nieto es el único sobreviviente de esta compañía, que ha sido distinguido en 2012 con la Legión de Honor, la más alta condecoración francesa. Rafael Gómez nació en 1921 en Roquetas de Mar y reside actualmente en Francia, donde ha sido homenajeado en reiteradas ocasiones.

«Consideramos que es hora de que nuestro Ayuntamiento reconozca el sacrificio y la lucha de un hijo de nuestro pueblo, Rafael Gómez Nieto, que peleó por las libertades de toda Europa contra el fascismo, así como de Damian y Joaquín Aleixandri Curto como de Emilio Rendón Cañadas víctimas de la barbarie Nazi y fascista que combatieron.», apunta Yakubiuk.

Es por esto que se proponen una serie de medidas institucionales por parte del Ayuntamiento de Roquetas de Mar para honrar su memoria y difundir el valor de sus acciones e historia personal, con el objetivo de alcanzar un adecuado conocimiento por parte de toda la sociedad roquetera y olvidar que sus nombres caigan en el olvido. Además del monolito citado, que la coalición quiere que se realice el consenso de los homenajeados y/o sus familiares o descendientes, a los que se invitará a colaborar activamente en su concreción e inauguración, se propone que cada 5 de mayo se realice un acto institucional de recuerdo de las víctimas roquetas en los campos de concentración nazis.

Esta propuesta llega a la par de la publicación en el BOE del listado de españoles fallecidos en los campos de concentración de Mauthausen y Gusen. En dicho listado constan el de tres vecinos de nuestro municipio, junto con el de cien vecinos almerienses más. Se trata de los siguientes vecinos de Roquetas de Mar: Damian Aleixandri Curto, nacido el 22 de mayo de 1909, con fecha de muerte el 25 de marzo de 1942 en el campo de concentración de Mauthausen, Joaquín Aleixandri Curto, nacido el 8 de diciembre de 1901, con fecha de muerte el 2 de enero de 1943 en el campo de concentración de Mauthausen y Emilio Cañadas Rendón, nacido el 4 de febrero de 1920, con fecha de muerte el 4 de diciembre de 1941 en el campo de concentración de Gusen.

«Todos ellos víctimas de la barbarie Nazi, en colaboración con la Dictadura Franquista, dada su condición de excombatientes republicanos, defensores del orden democrático establecido y que debieron exiliarse por tal condición a Francia, donde finalmente fueron deportados a los citados campos de concentración donde hallaron la muerte», finalizan desde la coalición.