Investigado por instalar ocho motores robados en su invernadero de Roquetas

Imagen de archivo./
Imagen de archivo.

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Un vecino de Roquetas de Mar está siendo investigado por la Guardia Civil por adquirir «de manera fraudulenta» ocho motores de apertura y cierre de bandas y ventanas de techo de invernaderos. Además, no descartan que se produzcan nuevas detenciones. La investigación se inició a mediados de mes y es resultado de las actuaciones desarrolladas por la Guardia Civil en el Poniente almeriense, actividades entre las que destaca el constante contacto que los agentes mantienen con los agricultores y ganaderos.

Fruto de este trabajo, el Instituto Armado tuvo conocimiento de varios robos con fuerza cometidos en esta zona y en los que se habían sustraído motores como los adquiridos por el investigado en Roquetas de Mar. «Dado que el material sustraído tiene un uso muy específico, los agentes se centran en invernaderos que se estén haciendo nuevos o reformando para su automatización», explicaron desde la Comandancia.

En una primera inspección, comprobaron la existencia en una finca de motores de las mismas características, marca y modelo que los denunciados como sustraídos y observaron junto a estos motores restos de cableado antiguo, «lo que da la sensación que los mismos ya habían estado instalados en algún otro lugar», señalaron. A continuación, comprobaron que los motores instalados en la finca invernada no habían sido instalados por la empresa que los suministra, «hechos que vienen a sumarse a las dudas que ya tenían los agentes» y que terminan de confirmarse cuando, de nuevo en la finca, observan que habían sido pintados de verde y que carecían de las placas y pegatinas identificativas. El propietario de la finca, además, no pudo aportar las facturas de los mismos ni acreditar su procedencia.

Así las cosas, tras comprobar y verificar que son los ocho motores sustraídos, los agentes los intervinieron y entregaron a sus legítimos propietarios.