Prendas intervenidas por los agentes. / IDEAL

Intervenidas casi 400 prendas falsificadas expuestas al público para su venta

La Benemérita ha abierto una investigación contra dos personas acusadas de cometer un presunto delito contra la propiedad industrial

IDEAL Almería

La Guardia Civil de Almería está investigando a dos personas como presuntas autoras de un delito contra la propiedad industrial tras intervenirles 374 prendas de ropa que se encontraban expuestas a la venta en un establecimiento público del municipio del Poniente almeriense de Roquetas de Mar.

La actuación comenzó, según explicó el Instituto Armado, a raíz de las numerosas inspecciones que realiza el personal de la Guardia Civil en los establecimientos públicos de la provincia de Almería en materia fiscal.

En una de ellas los agentes detectaron que numerosas prendas textiles, de primeras marcas, que se encontraban expuestas al público para la venta, no reunían los requisitos legales establecidos para su circulación, tenencia y comercio lícito. Al finalizar la inspección, los agentes determinaron que un total de 374 prendas textiles carecían de facturación, de envases o envoltorios, eran de una calidad inferior a las originales de las primeras marcas, algunas sin el logo o marca registrada, y en su mayoría contaban con serigrafías de mala calidad realizadas con plantillas y estampación sin el consentimiento de la marca.

Como resultado final, la Guardia Civil intervino las prendas falsificadas y abrió una investigación a dos personas, de las que no han trascendido más datos personales, como presuntas autoras de un delito contra la propiedad industrial. Las diligencias instruidas junto con las dos personas investigadas y las prendas intervenidas se pusieron, como es habitual, a disposición del Decanato de los Juzgados de Instrucción de Roquetas de Mar.

Desde la Benemérita aprovecharon para alertar a la ciudadanía de que la compra de estos productos «puede poner en riesgo la salud de los consumidores, conlleva la pérdida de derechos y contribuye al fraude».