La instalación de cámaras de videovigilancia en las calles enfrenta al PP y Ciudadanos

La instalación de cámaras de videovigilancia en las calles enfrenta al PP y Ciudadanos

La formación naranja criticó el voto en contra del PP a su moción para la instalación de estas cámaras y éste defiende su uso para el control de tráfico

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Coincidiendo con la alarma generada por la agresión sexual reciente en Las Marinas y las informaciones de robos violentos en la zona sur del municipio, Partido Popular y Ciudadanos han protagonizado un duro enfrentamiento por la instalación de videocámaras de seguridad en las calles del municipio.

Se trata de una iniciativa que Ciudadanos viene reclamando desde hace ya tiempo y sobre la que esta semana la formación naranja volvía a insistir. Concretamente, su portavoz, Lourdes García, denunció el voto del PP en una reciente comisión, en contra de su moción para la instalación de sistemas de videovigilancia en las calles.

Una postura, que a juicio de García Garzón busca «quedarse con la idea» para después ofrecerla como propia, una acusación habitual entre los grupos de la oposición roquetera que ven rechazadas muchas de sus propuestas y que años después aplica el equipo de Gobierno. En este caso, la portavoz de Cs este rechazo implicará que lo que llegue posteriormente de su idea original sean «migajas para los vecinos» ya que «de algo que se podría haber hecho realmente bien, nos tenemos que conformar con unas pinceladas».

Desde Ciudadanos se destacó que el municipio contará con 600.000 euros para la instalación de estos sistemas, con una aportación del 80 por ciento del Fondo Social Europeo. Lo que a su juicio «es una magnífica oportunidad para implantar el proyecto que presentamos en su día, sin embargo el equipo de Gobierno destinará ese dinero solo a cámaras de control de tráfico, aparcando de esta manera la seguridad de los vecinos».

Postura «absurda»

Una postura, la del PP, que la portavoz de Cs calificó de «absurda» teniendo en cuenta que «son los propios roqueteros los que nos están pidiendo ayuda para que determinadas zonas del municipio sean más seguras». Como ejemplo de esa demanda, la formación naranja mencionó el parque de Los Bajos, donde son habituales los «atracos, peleas o trifulcas».

Desde el PP siempre se ha considerado inviable la instalación de estos sistemas por las dificultades legales que entrañan. Sin embargo, Ciudadanos aseguró que «no existe ningún informe jurídico que indique que esta iniciativa no se pueda llevar a cabo, por tanto el equipo de Gobierno está dejando pasar una oportunidad excelente para implementar medidas que tienen carácter disuasorio y, especialmente están dirigidas a garantizar la seguridad de los vecinos y de la propia Policía Local, ya que se le ayuda a dar con la identidad de los que incurren en hechos delictivos y se facilita la labor judicial aportando las pruebas necesarias para imponer la sanción correspondiente.

Desde el PP se respondió ayer, concretamente por parte del concejal de Atención Ciudadana y Nuevas Tecnologías, Francisco Gutiérrez, criticando el «desconocimiento» de la portavoz de Ciudadanos sobre los proyectos y el funcionamiento de la financiación recibida a través del EDUSI. El edil aseguró que detrás de la postura de Cs está el objetivo de «tratar de vender a los roqueteros que todo lo que se hace es por iniciativa de su grupo».

Gutiérrez explicó que la actuación concreta citada por ciudadanos, que lleva por nombre 'Roquetas de sMARt-Las TIC al servicio de la movilidad' incluye la modernización de la sala del 092 y la instalación de cámaras, solicitándose ya ayudas para ello en 2014 «cuando Ciudadanos ni siquiera estaba en el Ayuntamiento» y permitirá una inversión del doble de lo afirmado por Cs.

El concejal aseguró que detrás del proyecto está el objetivo de implantar un proyecto de «ciudad inteligente» y alertó de la «falta de conocimiento» de la portavoz de Ciudadanos que «a estas alturas ya debería saber que las competencias sobre seguridad ciudadana no corresponden a la Policía Local».

Gutiérrez dijo coincidir con el análisis de la Policía Local a la hora de planificar el proyecto y consideró «mucho más importante para la seguridad poder realizar seguimientos de vehículos sospechosos mediante identificación automática de matrículas».

Al parecer, donde sí se van a instalar cámaras más centradas en la seguridad será en las zonas rústicas, proyecto que forma parte de una segunda fase para la que desde el Ayuntamiento ya se ha solicitado la preceptiva autorización a la Subdelegación del Gobierno». Por ello, Francisco Gutiérrez recomendó a Cs que «se informe antes de dejar en evidencia su desconocimiento».