Imagen desde el mar del antiguo cuartel de carabineros, en la playa de Los Bajos. / JUANMI GALDEANO

Un informe técnico recomienda el derribo del viejo cuartel de carabineros de Los Bajos y le niega valor

Además de las dificultades de planeamiento urbanístico, los técnicos aseguran que rehabilitarlo sería «ruinoso»

JULIO VALDIVIA Roquetas de Mar

El Ayuntamiento de Roquetas de Mar ha rechazado recientemente la petición de licencia de un particular para un proyecto básico de rehabilitación del antiguo cuartel de carabineros de la playa de Los Bajos del municipio, convertido en todo un símbolo para los defensores del patrimonio histórico y natural de esta parte del municipio.

Pero independientemente de los motivos de ordenación urbanística que impiden la aprobación de la licencia, de la resolución, a la que ha tenido acceso IDEAL, llama especialmente la atención la postura de los técnicos municipales, que re chazan cualquier valor de la edificación y llegan a aconsejar de derribo.

Así, el informe técnico que dictamina desfavorablemente a la petición asegura concretamente que «lo existente está alejado de cualquier edificio con un mínimo de funcionalidad edificatoria, mucho más cerca de una ruina edificatoria que de un edificio deteriorado, donde la propiedad responsable de su conservación y mantenimiento, sea esta de carácter privado o público, debería acometer las obras de su completa demolición más que la ruinosa intención de rehabilitación, una vez que ni tan siquiera existe un patrimonio cultural edificatorio que proteger», llega a valor el informe técnico.

Según los técnicos municipales los restos existentes están en completo desuso desde hace más de 50 años y «lo poco que existe no es más que la parte estructural de lo que fue una construcción que se encuentra en un estado fuera de los límites de servicios mínimos exigibles».

Pese al escaso valor que se da al edificio por parte del Ayuntamiento, hay que mencionar que el proyecto de rehabilitación presentado por un particular, del que se desconoce su objetivo, ha sido denegado fundamentalmente por cuestiones urbanísticas. En concreto, los informes datan de 2019 cuando se rechazó emitir informe técnico de infraestructuras «ya que se trata de obras en suelo de dominio público de Costas» y por esas mismas fechar un arquitecto técnico también rechazó emitir acta de alineaciones porque «el PGOU de Roquetas no recoge dicha construcción en su planeamiento».

Igualmente, el responsable de Patrimonio emitió otro informe en el que señaló que «el suelo sobre el que se ha redactado el proyecto no figura dado de alta en el Inventario Municipal de bienes, derechos y obligaciones del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, no tratándose por tanto de un bien de titularidad municipal». Por último, a finales de 2019 el arquitecto técnico advirtió que el antiguo cuartel se encuentra dentro de la línea de Deslinde Público Marítimo-Terrestre, estando clasificado como suelo no urbanizable de especial protección por la legislación específica Marítimo-Terrestre y en consecuencia «el PGOU no califica el suelo del ámbito de actuación del proyecto con calificación edificatoria alguna».

Un segundo informe, en este caso de la técnico responsable de SIG, Estructuras y Sistemas Generales, también informó desfavorablemente porque los motivos anteriormente indicados y recuerda que «los restos que aún se mantienen se encuentran incluidos dentro del ámbito del humedal de la Ribera de la Algaida, el cual forma parte del Inventario de Humedales de Andalucía de la Dirección General de la Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos».

Como se sabe, desde que se planteó la necesidad de proteger el antiguo cuartel, ha habido voces que han propuesto que esta construcción sirva como centro de interpretación o de información de los valores de la Ribera de la Algaida, dada su situación estratégica junto al corredor verde que la Junta acondicionó en la zona y junto a la playa.