Las familias de Las Salinas vuelven a salir a la calle para exigir el instituto

Exigen que se tramite con urgencia para acortar plazos y advierten que se abrirá ya pequeño, por lo que piden que empiece a prepararse un segundo

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Decenas de madres y padres se manifestaron este pasado sábado en el Parque de Los Bajos de Roquetas de Mar para volver a reclamar a la Consejería de Educación que se agilicen los trámites para la apertura del futuro IES de Las Salinas. Un centro educativo que lleva dando que hablar desde hace años en el municipio y cuyos lentos trámites están ya generando problemas dada la limitación de plazas de Secundaria y la larga distancia que el alumnado de la zona tiene que recorrer para acudir a los institutos más cercanos.

Las AMPA Poseidón y Mar de Sal, de los CEIP Posidonia y Las Salinas, convocaron una protesta en la que exigieron que «se reduzcan al máximo los plazos» con la «tramitación urgente» del proyecto. Las dos asociaciones reclamaron también que Educación comience a preparar un segundo instituto en la zona, ya que cuando quiera abrirse el IES de Las Salinas ya será pequeño para acoger el alumnado de una zona con un gran crecimiento de población.

Por este motivo, también pidieron que se dote al nuevo IES de todas las líneas y cursos «desde el primer día» y que se acabe cuanto antes con la situación transitoria del alumnado, que debe recorrer cada día más de 5 kilómetros para asistir a los institutos, sin tener un transporte escolar que ni la Junta ni el Ayuntamiento han puesto en marcha.

Apoyo del PSOE

La protesta contó con el apoyo del PSOE de Roquetas de Mar, cuyo portavoz, Manolo García, que días antes criticó la lentitud de la Consejería de Educación, que el único paso que ha dado en esta legislatura que acaba ha sido encargar la redacción del proyecto, pero sobre todo, culpó al alcalde, Gabriel Amat, del retraso de un centro que según recordó, ya empezó a preparar el anterior Gobierno socialista de la Junta.

«Si hay un responsable de que el IES de Las Salinas no esté aún abierto es Gabriel Amat que, como siempre, ha jugado con las necesidades de los roqueteros en su 'Monopoly' urbanístico particular». Manolo García recordó que Amat intentó cambiar la ubicación, que ya estaba decidida, lo que habría retrasado aún más el proyecto, y que fue el PSOE de Roquetas el que tuvo que proponer una ubicación «dado que el Ayuntamiento no tenía ninguna prisa y no daba respuesta a la petición de terrenos de la Junta».

García acusó al alcalde de «engañar» a los vecinos, cuando convocó varios actos en la campaña de las andaluzas de 2018 para exigir a la Consejería de Educación la inmediata construcción del centro, sabiendo que «nada se podía hacer sin que él cumpliera antes su obligación de ceder los terrenos», sobre la que «estuvo dando vueltas todo lo que pudo y tardó más de un año en ceder, ya con sus compañeros en Sevilla».