Fallece por coronavirus Rafael Gómez Nieto, el roquetero que liberó París de los nazis

Distinguido con la Legión de Honor de Francia y la medalla de Vermeil de París, Rafael Gómez ha fallecido sin recibir ningún reconocimiento del que consideraba su municipio

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Era el último de La Nueve, la compañía de la División Leclerc integrada por republicanos españoles bajo mando francés, que fue la primera en entrar en la ciudad de París para liberarla de los nazis en la Segunda Guerra Mundial. Hijo de militar, Rafael Gómez Nieto, nació en Adra en 1921, pero siempre se consideró roquetero, y ha fallecido este martes en Estrasburgo por complicaciones provocadas por el coronavirus COVID-19. Así lo ha confirmado a IDEAL su hijo, Jean Paul Gómez.

Rafael llevaba una semana enfermo ingresado en el hospital, y la familia estaba ya preparada para su pérdida, ya que los médicos no les habían dado esperanzas de recuperación, teniendo en cuenta su avanzada edad. «No se ha podido recuperar, tenía los pulmones infectados y se ha ido esta noche», ha lamentado su hijo, que ha mencionado el dolor de su familia «como el de otras muchas familias en España y Francia» como consecuencia del COVID-19.

Rafael ha fallecido sin el homenaje que anhelaba del que consideraba su municipio, Roquetas de Mar. En los últimos años fueron múltiples las iniciativas presentadas por Izquierda Unida para dar a este español un homenaje por su participación en la Segunda Guerra Mundial, reconocimiento que sí le dio su país adoptivo, donde fue distinguido hace unos años con la Legión de Honor de Francia y con la medalla de Vermeil, la máxima distinción del Ayuntamiento de París.

Según explica su hijo «tenía mucha ilusión porque Roquetas le diera la posibilidad de un reconocimiento como hijo adoptivo o una calle, pero por razones políticas no se hizo».

Jean Paul Gómez, que hace unos años visitó Roquetas de Mar y se reunió con Gabriel Cara, también fallecido hace unos meses sin reconocimiento municipal, explicaba este martes a IDEAL que su padre recibía constantes visitas de periodistas que querían escucharle hablar de La Nueve y la Segunda Guerra Mundial. «Tenía el papel de representar a todos los miembros de ese grupo», afirmó su hijo, quien se mostró convencido de que de no ser por el coronavirus, su padre todavía estaría con vida. «Estaba con toda su cabeza, con todo su ánimo, fregando en la casa y conduciendo hasta el final», relató.