Un momento del desarrollo de la Escuela de Verano.

La Escuela de Verano de Asperger Almería cuenta con 30 usuarios

Esta iniciativa supone un respiro familiar para las familias y, al mismo tiempo, favorece la autonomía de los usuarios

INMACULADA ACIÉN Roquetas de Mar

La Escuela de Verano de Asperger Almería que se está desarrollando este período estival en Roquetas de Mar cuenta en esta edición con la participación de una treintena de personas. Una iniciativa cuyo objetivo es que las personas que padecen este síndrome puedan disfrutar de actividades lúdicas al igual que resto de menores, adolescentes y adultos, durante las vacaciones de verano y, al mismo tiempo, proporcionar un respiro familiar.

El alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, destacó durante su visita a la escuela la labor que esta asociación lleva a cabo para favorecer la inserción de este colectivo en la sociedad ya que «supone una mejora de la calidad de vida de estas personas y la de sus familias, en especial, la de los más pequeños, para que puedan disfrutar del verano al igual que el resto de niños y niñas».