Una UTE se encargará del mantenimiento de parques y jardines de Roquetas por 6,3 millones al año

El Ayuntamiento ha adjudicado este contrato que ha sido objeto de varios recursos y que llevó a contratar a 75 jardineros de urgencia

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento ha aprobado esta semana la esperada adjudicación del servicio de conservación y mantenimiento de los espacios verdes y arbolado del término municipal. Un contrato que ha ocasionado numerosos problemas con la paralización del procedimiento durante meses por el Tribunal de Recursos Contractuales de la Junta, lo que llevó a contratar de urgencia a cerca de un centenar de jardineros a través de una bolsa de empleo.

Finalmente, tras el desbloqueo del proceso, la UTE Jardines Roquetas ha resultado ser la adjudicataria de este contrato cuyo importe que alcanza los 6.330.265 euros anuales y supondrá la creación de más de 100 puestos de trabajo en el municipio.

Por el momento se desconoce si los 75 jardineros contratados el pasado diciembre por el Ayuntamiento, pasarán a formar parte de la nueva empresa concesionaria.

El paso dado con la adjudicación del servicio supone la privatización definitiva del mantenimiento y conservación de los jardines del término municipal, algo que ha generado intensos debates en el municipio, y que sigue la línea de otros contratos similares que han implicado la externalización de numerosos servicios municipales que hasta ahora se prestaban directamente por parte del Ayuntamiento, como los socorristas de playas, la atención telefónica del 112 o la vigilancia de edificios municipales, entre otros.

La oferta adjudicada se divide en dos lotes según la zona geográfica y, también contempla, una partida destinada a materiales, suministros y obras simples de adecuación. La duración del contrato será de cuatro años, pudiendo ser prorrogado anualmente, hasta un máximo de cinco años.

Con esta privatización el Ayuntamiento espera dar un salto en el mantenimiento de parques y jardines, que ha generado numerosas quejas y críticas en los últimos años, especialmente en los meses de verano, cuando buena parte de la plantilla municipal de jardineros se tomaba vacaciones, dejando imágenes de jardines abandonados en numerosos puntos. Ahora, esos jardineros municipales serán destinados a otros cometidos, según dijo el equipo de Gobierno cuando se anunció la privatización del servicio.

El alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, destacó la importancia de la adjudicación de este servicio cuya finalidad es garantizar la conservación de todos los espacios verdes de la ciudad. «Queremos que nuestros parques, plazas, paseos y arbolado se mantengan en perfectas condiciones para ofrecer la mejor imagen de la ciudad a nuestros vecinos y visitantes», dijo el primer edil.

Para Amat, «el crecimiento de Roquetas de Mar hace que debamos potenciar nuestras zonas verdes, tanto el punto de vista paisajístico como medioambiental, para el uso y disfrute de todos los ciudadanos», concluyó.