El bus eléctrico a las playas arrancará este año dentro del Plan de Sostenibilidad Turística

El Plan de Contratación de este año ha previsto ya las primeras actuaciones de este Plan, como el bus lanzadera, con un contrato valorado en 605.000 euros

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El Ayuntamiento de Roquetas de Mar trabaja ya en la puesta en marcha de los proyectos contemplados en el Plan de Sostenibilidad Turística aprobado el pasado mes de diciembre por el Gobierno de España, y que contempla una inversión en el caso del municipio de 2,5 millones de euros procedentes de fondos europeos Next Generation.

Los primeros proyectos de este plan ya aparecen contemplados en el Plan de Contratación para este 2023 aprobado hace unos días por el Consistorio y al que ha tenido acceso IDEAL, lo que permite tener una primera idea de los plazos que baraja el Ayuntamiento a la hora de ponerlos en marcha.

De todas las actuaciones previstas destaca especialmente el caso del bus eléctrico lanzadera que tiene como objetivo conectar las playas de Aguadulce y la Urbanización y para el que el Plan de Contratación ha previsto una partida de 605.000 euros pese a que inicialmente la previsión de inversión del proyecto solicitado por el municipio era de 500.000 euros. En este caso la previsión es que el contrato se pueda ejecutar en el segundo semestre del año.

Antes llegarán otras actuaciones, como los 121.000 euros que se prevén gastar en actuaciones medioambientales para la mejora del estrés hídrico en las playas, previsto para el primer semestre de este año, al igual que los 36.300 euros planificados para la creación de islas de reciclaje en las playas, que se incluyen dentro de una partida general del proyecto destinada a la economía circular y la gestión de residuos con una inversión total de 150.000 euros según el proyecto que se solicitó.

Por último, también en este 2023 se ha incluido en el Plan de Contratación una previsión de 181.500 euros para iniciar el llamado 'Mirador de las Roquetas', actuación para la que el proyecto presentado para solicitar la subvención calculó un gasto de 300.000 euros con el objetivo de crear este mirador con fines turísticos.

Son parte de las actuaciones planificadas en un proyecto para apostar por la sostenibilidad del sector turístico y en el que se incluyeron también otras intervenciones como la creación de un sistema de gestión inteligente en los aparcamientos de las playas, valorado en 500.000 euros, la promoción de Roquetas de Mar como destino saludable, deportivo y accesible, con otros 165.000 euros previstos, la habilitación de un área recreativa y de esparcimiento en La Bajadilla con 300.000 euros o una cantidad similar para la promoción del turismo submarino.

El proyecto presentado incluyó, igualmente, actuaciones en materia de eficiencia energética en las playas por valor de 80.000 euros, la mejora del alumbrado del Castillo de Santa Ana con otros 100.000 euros o la creación de zonas de sombra en las playas urbanas con otros 360.000 euros. Mencionar, por último, los 500.000 euros previstos para la prevención de la erosión con la repoblación de zonas de monte y alrededores.