Ecologistas en Acción propone a los partidos roqueteros una moción de «emergencia climática»

Ecologistas en Acción pide, entre otras cosas, medidas para impulsar la movilidad sostenible. :: J. VALDIVIA/
Ecologistas en Acción pide, entre otras cosas, medidas para impulsar la movilidad sostenible. :: J. VALDIVIA

Recuerdan que Roquetas ya suscribió el llamado Pacto de Alcaldes pero piden acciones y compromisos concretos para reducir las emisiones

JULIO VALDIVIAROQUETAS DE MAR

Las organizaciones que integran la llamada Alianza por la Emergencia Climática, entre las que se encuentra Ecologistas en Acción, están movilizando en toda España una moción de «emergencia climática» para instar a los municipios a reconocer la actual situación de «emergencia» y adoptar medidas de sostenibilidad. En el caso de Roquetas de Mar, la rama local de Ecologistas en Acción ha enviado a todos los grupos municipales con representación en el Consistorio proponiendo la medida, según indicó a IDEAL su coordinadora, Rocío Jiménez.

Desde la organización ecologista roquetera han recordado que el alcalde, Gabriel Amat, rubricó hace unos años el llamado Pacto de Alcaldes impulsado por la Unión Europea, y en el que se contemplaban ambiciosos compromisos de los municipios para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de mejora de la eficiencia energética.

Años después, Rocío Jiménez aseguró que «queremos que no se queden en simples palabras y se realice urgentemente un plan de actuación con indicadores fiables y medibles en el tiempo con especial atención a la movilidad, el respeto a las zonas naturales del municipio, la eliminación de trabas y favorecimiento de actividades sostenibles para que el suelo realice su función de sumidero natural de carbono», han indicado desde esta asociación.

Así, la propuesta ahora presentada exige el reconocimiento de que «el planeta, así como los seres vivos y los ecosistemas, se encuentran en grave peligro», siendo en su opinión prueba de ello los recientes informes sobre el estado de la biodiversidad de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia-Política sobre Biodiversidad y Servicios del Ecosistema (IPBES) y sobre el calentamiento global, que alertan de «un rumbo que lleva a la extinción de una gran parte de los ecosistemas terrestres». Recuerdan los ecologistas que un millón de especies están amenazadas por la actividad humana y «el punto de no retorno frente al cambio climático se aproxima, cerrando la ventana de oportunidad para tomar las medidas fundamentales requeridas».

En la moción aseguran que «no responder ante la crisis climática, ecológica y civilizatoria supondría la muerte de millones de personas, además de la extinción irreemplazable de especies imprescindibles para la vida en la Tierra, dadas las complejas interrelaciones ecosistémicas. La situación es de tal gravedad que la propia existencia de las sociedades humanas al verse críticamente dañados los ecosistemas de los que dependen, queda en entredicho».

Por ello, se insta a los ayuntamientos a «aceptar la realidad de la crisis climática» en base a las numerosas evidencias científicas y se proponen medidas para la reducción de las emisiones «como la única manera de proteger la existencia de un futuro para los municipios y sus ciudadanos».

Para los impulsores de la iniciativa, «la ciudadanía debe de entender la urgencia e irreversibilidad de esta lucha y los ayuntamientos deben desempeñar un papel clave en la formación, educación e información sobre el necesario freno a las emisiones y vital adaptación a las consecuencias del incremento de la temperatura global».

Para ello, la moción remitida a todos los partidos propone «declarar la emergencia climática requiere asumir el cumplimiento de compromisos políticos reales y vinculantes, mucho más ambiciosos que los actuales, con la consiguiente asignación de recursos para hacer frente a esta crisis».

«Exigimos que los ayuntamientos asuman compromisos sobre las medidas que se deben adoptar y que se comprometan a elaborar una hoja de ruta vinculante en línea con las indicaciones del informe del IPCC ( Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU) para limitar el aumento de las temperaturas globales a 1,5ºC en las mociones de declaración de la emergencia climática de cada ayuntamiento».

Ecologistas en Acción señala que una declaración de emergencia debe de ir acompañada de las medidas necesarias para alcanzar una «rápida descarbonización de la economía». En este sentido, la organización ecologista subraya que «solo una reducción anual de las emisiones y del consumo energético junto con una apuesta por un cambio de escala de lo global a lo local podrá afrontar la emergencia climática», concluyen desde el colectivo.