Una disputa entre varias personas destapa en Roquetas dos plantaciones de marihuana

Una disputa entre varias personas destapa en Roquetas dos plantaciones de marihuana

La Guardia Civil detiene a dos personas e incauta cerca de 400 plantas de marihuana, entre dos viviendas colindantes

A. MALDONADO Roquetas de Mar

Como resultado de la denominada 'Operación Cajura', agentes de la Guardia Civil de Almería llevaron a cabo la detención de T. E. K., de 25 años de edad, y de L. C. A., de 46, ambos vecinos de Roquetas de Mar, como presuntos autores de dos delitos contra la salud pública, así como de dos delitos de defraudación de fluido eléctrico.

Esta nueva actuación está enmarcada dentro de las actividades que la Guardia Civil desarrolla en la provincia, con el objeto de erradicar el cultivo, elaboración y distribución de sustancias estupefacientes, en este caso marihuana (cannabis sátiva).

La actuación se inició a finales del pasado mes de marzo, dentro de los cometidos de seguridad ciudadana que realiza la Guardia Civil en la localidad de Roquetas de Mar, tras el aviso recibido por los agentes para que se trasladaran hasta un domicilio de la localidad y atendieran una disputa entre varias personas.

Una vez allí, los agentes comprobaron que se trataba de un bloque de viviendas, al que accedieron para mediar en la disputa, si bien llamó la atención de los agentes el fuerte olor a marihuana existente en el interior del bloque, así como la actitud de uno de los vecinos, quien estaba asomado a través de las rejas de la puerta de su vivienda.

Una vez mediado en la disputa, los agentes pudieron comprobar desde fuera como el olor procedía del interior de la vivienda del vecino, así como que dentro las luces que se observaban erab intensas y de color anaranjado, como las empleadas en los cultivos indoor de marihuana, por lo que se realizó una inspección del edificio.

En dicha inspección, los agentes localizaron en la azotea cuatro compresores de aire acondicionado en pleno funcionamiento, por lo que se estableció un discreto dispositivo de vigilancia sobre la vivienda para verificar la existencia de una plantación de marihuana.

Como resultado de dichas vigilancias, los agentes observaron a una persona intentando sacar por el balcón de la vivienda una bolsa de grandes dimensiones hacia una segunda vivienda contigua del edificio, sospechando que ambas viviendas estaban implicadas en un delito contra la salud pública.

A finales del pasado mes de marzo, la Guardia Civil llevó a cabo el registro de ambas viviendas, confirmando la existencia de dos plantaciones de marihuana, una en cada vivienda, con 296 y 89 plantas respectivamente.

Así mismo comprobaron cómo las plantaciones tenían todos los elementos necesarios para su cultivo y elaboración, 54 lámparas con reflectores, 54 balastros, 16 garrafas de fertilizantes, ventiladores, termómetros, extractores, filtros, split de aires acondicionados y una balanza de precisión.

Los agentes comprobaron también que las viviendas contaban con enganche ilegal de luz, por lo que llevaron a cabo la detención de T. E. K. y L. C. A. como presuntos autores de dos delitos contra la salud pública y dos delitos de defraudación de fluido eléctrico.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con los detenidos, fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción nº 1 de Roquetas de Mar, ingresando T. E. K. y L. C. A. en prisión.