IU dice que lleva 12 años denunciando el abandono de la rambla de Las Hortichuelas sin que el PP haga nada

Farolas rotas y caídas, árboles que tapan la iluminación, bancos invadidos por vegetación o suciedad, sigue dándose en este punto según IU

J. VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

La concejal de IU en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, Sensi Marcos, ha denunciado esta semana el mal estado que presenta la rambla de Las Hortichuelas, que cruza la zona entre Aguadulce y El Parador y sobre la que «no nos cansaremos en insistir en su potencial», pero en su lugar «encontramos abandono, farolas caídas, cables tapados con plásticos y cintas, y tocones de tarays». Un mal estado, que según recordó la edil, «llevamos denunciando desde 2010».

Marcos detalló las numerosas denuncias y mociones presentadas en el Ayuntamiento durante este tiempo «que han caído en saco roto, pero no por ello vamos a dejar de insistir», dijo invitando al equipo de Gobierno a «realizar con urgencia un plan de actuación, pero un plan con sentido y lógica». «No tiene el más mínimo sentido encontrarnos con tocones de tarays que han rebrotado debajo de bancos, otros tocones secos de tarays también para plantar ficus, y estos a su vez demasiado cerca de las acacias, con copas que aun teniendo un tamaño mediano, ya están invadiendo la zona a alumbrar por las aceras», lo que la edil de IU calificó de «un sinsentido».

Los problemas no solo afectan a la vegetación, ya que según denunció la portavoz suplente de IU, «las farolas caídas es una muestra del mantenimiento que realizan desde el Consistorio, como los agujeros de las farolas que han puesto nuevas o los cables del alumbrado, tapados con un sistema de plástico y cinta bastante cuestionable si pensamos en la seguridad de pequeños y mascotas», apuntó.

Marcos también mencionó la suciedad «que abunda en todo el municipio y no iba a ser ajena a la zona de la rambla de Las Hortichuelas», criticando la existencia de «restos de toallitas higiénicas que sobresalen de la rejilla de desagüe», considerando que «la limpieza de la zona va más allá de una necesidad estética, es una cuestión de salubridad».

Para Marcos es «insostenible» que el Gobierno del PP viva en un «continuo día de la marmota» con este tema, teniendo en cuenta que la formación lleva denunciando la situación desde hace más de 12 años «una y otra vez», concluyó.