Cronología de dos décadas de lucha por el hospital de Roquetas

Este miércoles se coloca la primera piedra de un proyecto que ha costado que se inicie más de 20 años

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Con la colocación hoy de la primera piedra del Hospital de Alta Resolución y Especialidades de Roquetas de Mar se da un paso decisivo para la apertura de este demandado centro hospitalario que lleva más de dos décadas centrando buena parte del debate político y urbanístico del municipio, desde que se empezara a hablar de la necesidad de una instalación de este tipo a principios de los 2000. Fue en aquellos momentos, recién abierto el Hospital de Poniente, y con un municipio en plena ebullición urbanística, cuando surgen las primeras informaciones sobre la idoneidad de abrir un hospital. Los primeros movimientos se refieren a un hospital privado, pero pronto el debate se centraría en uno público, siendo el Partido Popular, y muy especialmente el alcalde, Gabriel Amat, el que comenzó a pedirlo.

Eran unos años en los que la capitalidad de la comarca del Poniente era indiscutible para El Ejido, que tenía más población. La Junta respondió a aquellas peticiones que para una población que no llegaba a los 60.000 habitantes entonces y dada la cercanía del recién abierto Hospital de Poniente, no era necesario un segundo centro en la comarca. Desde el Ayuntamiento se sostuvo que la población crecería exponencialmente, como finalmente ocurrió y se defendió la necesidad del proyecto.

También fueron unos años en los que al calor del desarrollo urbanístico se quisieron financiar algunos proyectos, caso de la Variante, cuya obtención de los terrenos se quiso pagar vinculándolos al desarrollo de Las Salinas, una solución que acabó siendo un quebradero de cabeza y con la mayor parte de los terrenos afectados siendo expropiados por el Ayuntamiento.

Siguiendo un modelo parecido al de la Variante, en 2004, Amat planteó un acuerdo por el que el Ayuntamiento se hacía cargo de las obras, siempre y cuando la Junta se comprometiera a asumir la gestión una vez construido. La propuesta fue aceptada y se plasmaría en un protocolo de intenciones primero, en 2005, y en un convenio firme dos años después.

Pero para conseguir el dinero, el Ayuntamiento propuso paralelamente un convenio urbanístico, que se firmaría en septiembre de 2007 con el promotor Miguel Rifá, por el que a cambio de poder construir tres grandes rascacielos frente a Gran Plaza, aportaría 21 millones de euros para el hospital. Un acuerdo que implicaba también la aportación de otros 21 millones de euros para cubrir la rambla del Cañuelo, donde Ayuntamiento y promotores pretendieron ubicar el suelo de equipamiento que debía incluir el proyecto.

Sin embargo, el acuerdo se encontró pronto con el problema de que no se puede considerar una rambla, que forma parte del dominio público hidráulico, como suelo de equipamiento, como recordó la Junta en marzo de 2009, obligando a volver a plantear un segundo convenio.

Es en mayo de 2009 cuando Ayuntamiento y promotores vuelven a firmar un segundo convenio revisando el acuerdo. Al no poder incluir la rambla como suelo de equipamiento, el proyecto es rebajado y con ello, la aportación para el hospital, que pasó de 21 a 16 millones de euros. Además, en el nuevo acuerdo también se incluyó el desarrollo de 200 viviendas de VPO, que las nuevas leyes urbanísticas obligaban a reservar y cuya construcción asumiría el Ayuntamiento, para lo que se pensó en derribar el mercado de abastos para construir un nuevo edificio con las viviendas protegidas encima, llegándose a convocar un concurso de ideas.

Crisis económica

Aquellas gestiones coincidieron con el estallido de la burbuja inmobiliaria, que provocó una gran crisis económica, que cerró el grifo de la financiación y dejó en la vía muerta multitud de proyectos urbanísticos, incluido el de las torres del convenio del hospital. De hecho, esa crisis hizo que durante la década siguiente a la firma del convenio entre la Junta y el Ayuntamiento, el Consistorio nunca llegara a cumplir su compromiso de hacerse cargo de las obras, si bien todos los años incluía en el presupuesto municipal una partida económica para su inicio, que nunca llegó a ejecutar.

La siguiente noticia que evidenció la idea de que el convenio estaba muerto llegó en enero de 2014. En ese momento el Ayuntamiento anunció un concurso de ideas para la restauración del mercado de abastos, descartando su derribo.

Del centro hospitalario nada se volvió a saber hasta que en 2017 Amat vuelve a iniciar contactos con la Junta de Andalucía para negociar un nuevo acuerdo. Esta vez, con las cuentas municipales saneadas, el Consistorio descartó vincular la financiación al desarrollo urbanístico y planteó hacerse cargo de las obras con fondos propios.

Sin embargo, en esta ocasión la idea no contó con el apoyo prácticamente unánime que sí tuvo diez años antes. La oposición insistió en que la obra la debía pagar la Junta, como administración competente, y no el Ayuntamiento. Una división que llegó a provocar dos negociaciones paralelas. Mientras Amat negociaba y llegaba a amenazar a la Junta con convocar una manifestación en Sevilla para que el Ayuntamiento pudiera hacer el hospital, el PSOE de Roquetas presionó al Gobierno de Susana Díaz para que se hiciera cargo de las obras.

La Junta llegó a tener verbalmente cerrado con el Ayuntamiento el acuerdo que Amat proponía. De hecho, el primer edil llegó a poner fecha para la firma en octubre de 2018, pero para su sorpresa, la Junta cambió de postura días antes, coincidiendo con el anuncio del adelanto electoral de las elecciones andaluzas, anunciando que asumía las obras y proponiendo un nuevo acuerdo por el que la Administración autonómica se hacía cargo y el Ayuntamiento aportaba los terrenos.

Desde entonces el proyecto ha ido avanzando, pero lentamente. Hubo que esperar hasta septiembre de 2019 para tener el proyecto de 2007 revisado y actualizado conforme a la normativa vigente y no fue hasta mayo de 2021 que la Junta licitó al fin las obras tras un baile de fechas contradictorias. Finalmente, las obras se adjudicaron el pasado agosto y la primera piedra se colocará hoy, esperándose que las obras duren 18 meses, tiempo al que habrá que sumar lo que lleve el equipamiento y dotación del centro, que todavía se desconoce.

Cronología

  • Junio 2005 | Firma del protocolo Tras la negativa de la Junta, en 2004, el Ayuntamiento plantea financiar la construcción del centro, algo se plasmaría en un protocolo de intenciones por el que el Ayuntamiento pagaba la construcción y la Junta asumía la gestión posterior.

  • Junio 2007 | Firma del convenio El protocolo de intenciones se traduciría en un convenio firmado por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento por el que este último se comprometía a hacerse cargo de la construcción del centro y la Junta lo integraría en el sistema público

  • Septiembre 2007 | 1er. Convenio urbanístico El Ayuntamiento y la promotora Mayfranktour firman un convenio por el que los promotores aportarían 21 millones para el hospital a cambio de poder hacer tres edificios singulares frente al centro comercial Gran Plaza

  • Marzo 2009 | Se suspende el convenio El convenio urbanístico es suspendido con la aprobación del PGOU ya que en él se incluía el equipamiento en la rambla del Cañuelo, que se iba a cubrir. La Junta recordó que la rambla es dominio público e instó a cambiar el convenio

  • Mayo 2009 | 2º Convenio urbanístico El segundo convenio, ya sin incluir el equipamiento en la rambla, rebaja la edificabilidad de la parcela frente a Gran Plaza y la aportación de los promotores, que pasan a prometer 16 millones. El Ayuntamiento debe hacerse cargo de la VPO

  • Principios 2017 | Nuevo convenio a la vista Tras una década sin que el Ayuntamiento ejecute el convenio firmado con la Junta, Amat plantea un nuevo convenio, esta vez el Ayuntamiento financiará el hospital con fondos propios y sin vincularlo a un acuerdo urbanístico

  • Octubre 2018 | La Junta lo hará Tras acordar un acuerdo por el que el Ayuntamiento pagaba las obras, las presiones del PSOE de Roquetas generaron un giro de los acontecimientos: la Junta asumía su construcción. El nuevo convenio se firmó poco antes de las elecciones andaluzas

  • Septiembre 2019 | Proyecto revisado y listo La Junta de Andalucía anuncia que ya tiene el proyecto del hospital inicial, de 2007, ya revisado y actualizado conforme a la normativa actual, confirmando la inminente licitación de las obras de construcción del mismo.

  • Mayo 2021 | Licitadas las obras Tras varios anuncios y cambios de fechas, la Junta licita las obras de construcción por 32 millones, que en principio se iban a conseguir con colaboración público-privada, pero finalmente la financiación será pública gracias los fondos Next Generation

  • Agosto 2021 | Adjudicadas las obras A final del verano pasado la Junta adjudicó las obras de construcción a la UTE Puentes, Calzadas e Infraestructuras-Lirola Infraestructuras por 29 millones de euros, tres menos del importe de licitación, y 18 meses de plazo de ejecución