Convencía a mujeres que conocía por internet para que le prestasen dinero y desaparecía sin dejar rastro

Convencía a mujeres que conocía por internet para que le prestasen dinero y desaparecía sin dejar rastro
E. P. / ARCHIVO / GUARDIA CIVIL

Dos de las víctimas llegaron a ser extorsionadas para que ingresaran suntuosas sumas de dinero en su cuenta corriente

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESROQUETAS DE MAR

Primero las conocía a través de aplicaciones de contactos para adultos. Y después les pedía dinero prestado que jamás les devolvía. La Guardia Civil de Almería detuvo a M. A. N. F., de 53 años de edad y residente en Roquetas de Mar como presunto autor de cinco delitos de estafa y dos más de extorsión ya que a dos de sus víctimas las presionó con amenazas para que le ingresaran suntuosas sumas de dinero en su cuenta corriente.

La investigación policial se inició a mediados de enero tras la denuncia de una de las víctimas, residente en la provincia de Cuenca. En su testimonio, la presunta afectada pone en conocimiento de los agentes que había sido engañada por alguien que le había pedido que le efectuase un ingreso bancario en su cuenta y que, contrariamente a lo que le había prometido, no le había devuelto el dinero.

Las primeras indagaciones ya arrojaron que el presunto autor de los hechos residía en Roquetas de Mar. Pero nuevas diligencias muestran a los agentes que el mismo modus operandi podría haber sido utilizado en al menos cuatro ocasiones más con nuevas víctimas en las localidades de Calasparra (Murcia), Nules (Castellón), Parla (Madrid) y Puerto de la Cruz (Santa Cruz de Tenerife).

Según relataron ayer fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil en Almería, el presunto autor de los hechos utilizaba conocidas redes sociales o páginas de contactos para adultos. En ellas, veía los perfiles de las víctimas para analizarlas y contactar con la que veía más propicias antes de llevar a cabo las estafas. Una vez conseguía contactar con las víctimas y establecer una conversación, fingía mantener una relación con ellas durante un tiempo para finalmente simular alguna enfermedad grave o simplemente una avería de su vehículo. Era el motivo argumentado para solicitar dinero prestado a las víctimas, siempre garantizándoles que después se desplazaría su localidad de residencia para estar con ellas y devolverles el dinero.

«Una vez las víctimas ingresaban el dinero, esta persona desaparecía sin que las víctimas sepan nada más de él, dejando de existir el número de teléfono mediante el cual hablaban diariamente y no devolviendo nunca el dinero prestado a ninguna de ellas», narraban las mismas fuentes oficiales de la Benemérita.

Ante la negativa de realizarle más ingresos bancarios por parte de dos de las víctimas, estas habrían sufrido además extorsión. Una de ellas fue amenazada con mandarle a varios matones «quitarla del medio» si no ingresa más dinero en su cuenta bancaria. A la segunda, que le había enviado de forma voluntaria vídeos de índole sexual, la extorsionó con subir las grabaciones que poseía de ella a diferentes páginas de internet o redes sociales si no accedía a los ingresos, ante lo que la víctima le habría remitido 600 euros.

El caso, tras la detención del presunto autor, ya está en manos del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 6 de Roquetas de Mar (Almería).