«El comercio local debe ser escuchado y una apuesta firme de las administraciones»

La asociación reclama más apoyo para el comercio local y en especial para La Molina, apartada de las campañas promocionales

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

La Asociación de Comerciantes de La Molina de Roquetas de Mar es la más reciente incorporación a los colectivos de asociaciones del comercio en el municipio. Recientemente cumplió un año y su presidente hace balance y habla de los restos a los que se enfrentan, en gran parte compartidos con el resto de barrios de la ciudad.

-Se cumple algo más de un año desde la creación de la asociación. ¿Qué balance hacen? ¿Se han cumplido los objetivos?

-Sí, se han cumplido los objetivos en parte, una asociación como la nuestra nacida desde cero es un reto grandísimo para los comerciantes de un barrio como el nuestro, con la idiosincrasia de cada barrio, con necesidades propias y retos y demandas diferentes en cada núcleo urbano.

-¿Están los comerciantes de la zona animándose a participar?

- Desde el comienzo de la asociación la decisión fue prácticamente unánime por parte de la gran mayoría de los comerciantes y autónomos del barrio, era algo que se había pensado durante muchos años, pero nunca se le terminó de dar forma, hasta que la actual junta directiva tomamos la iniciativa y hoy ya es una realidad.

-¿Cuántos socios son?

-En la actualidad somos alrededor de unos cuarenta comercios, entre comercios, empresas y autónomos. Continuamos creciendo poco a poco, a medida que van conociéndonos, y viendo el resultado del trabajo realizado.

-¿Qué es lo que necesita el comercio local, y particularmente el de La Molina, para sobrevivir y crecer?

-El comercio local, necesita ser escuchado, y una apuesta firme por parte de los gobernantes y administraciones. Necesitamos un compromiso firme y leal para poder afrontar los retos de cada día, las nuevas necesidades son palpables y necesitamos fortalecer herramientas como las nuevas tecnologías que nos ayuden a crecer.

-Recientemente han denunciado también problemas de seguridad en la zona ¿no?

- En los últimos meses la inseguridad en nuestros comercios se ha visto reflejada con robos a plena luz del día, con violencia e intimidación, e incluso en el mismo establecimiento varias veces en una misma semana, es por ello que la seguridad debe prevalecer sobre los que intentan perturbar el día a día de nuestras calles, con medidas de refuerzo para paliar la falta de una ansiada necesidad de Policía Nacional, es un punto de inflexión a trabajar.

-¿Qué particularidades tiene el comercio de La Molina con respecto al resto del comercio del municipio?

- Este barrio es un barrio muy vivo, que consume en el propio barrio, y que nos esforzamos para que así sea, pero que por desgracia no se ha sabido explotar, ni apoyar por parte de la administración local. Y mucho menos incentivar, antes de la creación de la asociación, nos sentíamos huérfanos de campañas y atención por parte de la administración local.

-¿Y ahora? ¿Están recibiendo el apoyo del Ayuntamiento?

- Sí, desde el primer día, nuestro trato con el Ayuntamiento ha sido muy favorable, y una colaboración mutua en las demandas que hemos realizado. Sí es cierto que aún quedan algunas demandas históricas ya realizadas con anterioridad por los propios vecinos, como el adecentamiento de los espacios verdes, de la avenida principal, el alumbrado de Navidad, la limpieza viaria y en las zonas de contenedores, así como la seguridad en las calles, demandas que con total seguridad compartimos con otras asociaciones del municipio. Una petición muy demandada era el cambio a luminaria led, cuando veíamos que en la práctica totalidad del municipio estaba completa a nuestro barrio no había llegado, fue un compromiso del alcalde que se vio cumplido hace algunos meses, mejorando la seguridad vial, y la visibilidad.

-¿Qué le parecen campañas como la Noche en Negro o Navidad que se organizan desde el Ayuntamiento?

- En cuanto a las campañas diseñadas desde el área de Comercio, a nuestro modo de ver satisfacen demandas de comerciantes de zonas más próximas al centro de la ciudad, incluso solapándose algunas concejalías con varias actividades en un mismo día y a la misma hora, sin embargo, en la Noche en Negro o Navidad en este barrio no hemos tenido ninguna actividad. Recordamos hace años atrás, cuando pasaba por esta avenida un paje recogiendo las cartas de los niños y dando caramelos, cosa que desapareció.

Las asociaciones de comerciantes nacen de la necesidad de vertebrar los territorios, en nuestro caso nuestro barrio, y para ser portavoces de las necesidades propias, no solo del comercio local, también de nuestras calles, para realizar cuantas demandas nos soliciten los vecinos y ser un punto de unión entre los vecinos y la administración, no tiene sentido que existan asociaciones de comerciantes si administración y asociaciones no van de la mano en el diseño de las mismas campañas, y satisfacer así las necesidades y demandas.

-¿Cómo ve el comercio del conjunto de Roquetas en estos momentos?

- En estos momentos es incertidumbre la palabra que podríamos elegir para catalogar esta situación, desde la pasada pandemia nada ha vuelto a ser igual. Son fehacientes las necesidades por las que pasan familias del municipio y eso repercute de manera directa en el comercio local, sin olvidar que el comercio local es el más cercano a los vecinos, incluso cuando estos se vuelven vulnerables. Debemos de afrontar un futuro alentador y juntos, entre todos, volver a la normalidad. Sí es cierto que la alegría no es la misma, pero confío en que pronto volvamos a la normalidad cien por cien.