Cinco víctimas de una 'estafa amorosa' orquestada desde Roquetas de Mar

Cinco víctimas de una 'estafa amorosa' orquestada desde Roquetas de Mar

Una pareja detenida por hacerse con 96.000 euros de mujeres a las que seducían a través de redes sociales | Se hacían pasar por un soldado estadounidense en Siria que necesitaba fondos para viajar a España y reunirse con ellas

ALICIA AMATEAlmería

Sin abandonar Roquetas de Mar, una pareja formada por un varón de origen nigeriano y una mujer procedente de Rumanía lograron hacerse con casi 96.000 euros mediante el conocido como 'timo amoroso'.

Conquistaban a través de Internet a mujeres de «edad media, con carencias afectivas» o «en estado de viudedad» que habían comenzado a usar las redes sociales «para concer a gente o entablar relaciones futuras de amor o amistad», han explicado desde la Policía Nacional de Almería tras la detención de la citada pareja de presuntos estafadores.

Hasta el momento se conocen cinco casos en toda España, uno de ellos en Almería. Su víctima almeriense, han apuntado desde la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, es una mujer de 68 años de edad de la que habrían obtenido 80.000 euros haciéndose pasar por un militar estadounidense destinado en Siría. La misma falacia emplearon los arrestados en los otros cuatro casos conocidos en Gijón, Zaragoza, Málaga y Huesca hasta alcanzar la cantidad de 95.830 euros.

Modus operandi

El varón de la pareja, haciéndose pasar por soldado americano, «tras un largo elenco de mentiras» lograba ganarse la confianza de sus víctimas a quienes les requería «el ingreso de diferentes sumas de dinero con el pretexto de solucionar los problemas burocráticos y aduaneros que le impedían acudir a España, y así conocerlas en persona», ha relatado la Policía Nacional de Almería.

Las cantidades de dinero se le hicieron llegar a través de ingresos en cuentas bancarias españolas y de Islandia, así como giros postales o Western Union.

Por su parte, la mujer se encargaba de hacer llegar el dinero a su poder mediante una red de compinches que lo retiraban en cajeros automáticos y los ingresaban en otras cuentas corrientes, a través de giros postales, o bien mediante transferencias bancarias online.

Fue, precisamente, el cotejo realizado durante la investigación policial de las cuentas bancarias y los reintegros que se producían «nada más realizarse en ingreso por parte de la víctima» lo que permitió la identificación de los arrestados y su posterior detención.

Ambos detenidos han pasado a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Almería, acusados de los delitos de estafa y blanqueo de capitales, acordándose desde este órgano su ingreso en prisión.