Balance positivo de las primeras semanas del plan veraniego contra la venta ambulante y el botellón

Balance positivo de las primeras semanas del plan veraniego contra la venta ambulante y el botellón

Ambos servicios de la Policía Local han dado lugar a intervenciones, sanciones, detenciones y control, además de un gran efecto disuasorio

JULIO VALDIVIAROQUETAS DE MAR

La Policía Local de Roquetas de Mar hizo este lunes balance del primer mes de implantación del Plan Estival de Seguridad, puesto en marcha con el inicio de la temporada turística alta. Un despliegue policial que, además de incidir en cuestiones habituales todo el año como la seguridad ciudadana, hace especial hincapié en estos meses en asuntos como la venta de productos falsificados o el fenómeno del botellón.

El alcalde, Gabriel Amat, quiso ayer felicitar a los agentes que forman parte del dispositivo, ya que «la Policía Local hace un gran esfuerzo durante los meses en los que llegamos a duplicar nuestra población y en los que, además, se concentran numerosas actividades que requieren de una dotación específica en seguridad. Su dedicación arroja estos importantes datos por los que hay que felicitarles», afirmó.

Así, en estas primeras semanas, el dispositivo de venta ambulante ilegal ha intervenido más de 700 productos de imitaciones de primeras marcas dispuestas para su venta. De ellos, en torno a los 240 eran bolsos, riñoneras, cinturones y monederos; sobre 80 entre gafas de sol, sombreros y gorras; casi 200 pares de chanclas y zapatillas deportivas y 200 camisetas y equipaciones de equipos deportivos.

Igualmente, desde esta unidad se han llevado a cabo varios auxilios sanitarios en primera instancia hasta la llegada de los servicios pertinentes; una denuncia a la Ley 4/2015 de Seguridad Ciudadana por consumo y tenencia de estupefacientes, y un detenido por Ley Violencia de Género.

El servicio de venta ambulante se realiza de forma específica por dos dotaciones a pie en turno de mañana y de tarde cubriendo las zonas de especial problemática, y se realizan también labores de información al ciudadano, partes de incidencias para su reparación, control de uso del carril bici y prevención.

Botellón

En cuanto al dispositivo de botellón, se han realizado varias asistencias sanitarias en primera instancia, principalmente por consumo de bebidas alcohólicas. También se han dado casos de vehículos retirados por el servicio grúa por distintos motivos y 20 denuncias a la Ley 7/2006 por la permanencia y concentración de personas que se encuentren consumiendo bebidas o realizando otras actividades que pongan en peligro la pacífica convivencia ciudadana.

El dispositivo de botellón está formado por un mando y cuatro agentes en un vehículo de intervención, apoyado por dotaciones de servicio y la Unidad de Policía Administrativa en lo relativo a establecimientos. Presta su servicio en los principales puntos en los que se produce este fenómeno, controla el tráfico y estacionamiento en las zonas de mayor afluencia de personas en la noche, vela por el cumplimiento del horario de cierre en los establecimientos y realiza controles preventivos tanto de personas como de vehículos, así como auxilio de personas y apoyo a dotaciones en alteraciones de orden público.

Los datos llevan a concluir a la Jefatura de Policía Local de Roquetas de Mar que el trabajo realizado con este dispositivo especial de verano «es muy positivo», según destacó este lunes el alcalde, principalmente en el aspecto cualitativo, ya que «la labor preventiva está siendo importante gracias a la presencia policial continua que produce un efecto disuasorio, la asistencia al ciudadano y el grado de satisfacción de los usuarios, así como la cantidad de requerimientos atendidos».