El Ayuntamiento licita las mejoras en los accesos de Las Colinas por Bahía de Almería y la A7

El Ayuntamiento licita las mejoras en los accesos de Las Colinas por Bahía de Almería y la A7

El alcalde aseguró ayer que hace años que se viene trabajando en ambas actuaciones, que se han tenido que modificar por la complejidad de su tramitación

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

La Junta Local de Gobierno, celebrada ayer lunes en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar aprobó la salida a licitación de dos nuevas infraestructuras que facilitarán el acceso y las comunicaciones de la barriada de Las Colinas y evitarán a los vecinos los rodeos a los que se veían obligados hasta ahora. Se trata de una mejora largamente solicitada en los últimos años por los vecinos de esta parte de Aguadulce y que por fin ha salido a licitación a pocos días de las elecciones municipales.

El alcalde, Gabriel Amat, justificó la tardanza a la hora de sacar adelante estos proyectos y el momento en el que se produce, porque «hemos trabajado durante mucho tiempo distintas soluciones y proyectos para poder sacar adelante estas dos infraestructuras que pronto serán una realidad».

En concreto, la rotonda del llamado sector 33, que dará salida por el norte a través de la calle Bahía de Almería, «es un proyecto con el que llevamos desde hace más de tres años y que ha entrañado numerosas dificultades», explicó el alcalde, Gabriel Amat. De hecho, de los 400.000 euros inicialmente presupuestados para su construcción, se ha tenido que pasar finalmente a un proyecto que ronda el millón de euros, ya que se hacen necesarias distintas actuaciones en infraestructuras hídricas en la zona.

«Cuando consigues dar un servicio que los vecinos necesitan y que va a dar calidad en esta zona, para que quienes viven en ella puedan llegar de la mejor forma a sus casas, ves que el trabajo de tantos años y tantos esfuerzos ha merecido la pena», dijo el alcalde de Roquetas de Mar.

En el segundo caso se trata de un ramal que conectará Las Colinas norte con el semienlace de la A7. En este caso concreto Gabriel Amat aseguró que el proyecto se inició de forma paralela a la construcción del semienlace, pero de nuevo se ha tenido que modificar en varias ocasiones para lograr los permisos de la Dirección de Carreteras y de Medio Ambiente, «por lo que hemos tenido grandes dificultades», subrayó.

Estas dos obras se completarán en la misma zona con la conexión con la calle Galán a través de un puente sobre la rambla de San Antonio, cuyo proyecto se encuentra prácticamente finalizado y saldrá también a licitación en próximas fechas. «Lo que queremos con esta vía es distribuir el tráfico que actualmente entra en Aguadulce solo a través de la avenida Pedro Muñoz Seca, de forma que quienes se dirijan a lo que conocemos como Aguadulce norte, calle Texas, Rancho y demás, ya no tengan que entrar en Pedro Muñoz y cruzar la rambla por el badén como hasta ahora, lo que provocaba una situación poco adecuada de tráfico. A partir de esta construcción, el tráfico se repartirá y se podrá actuar en ambas vías para su pacificación», analizo el primer edil.

Con todas estas intervenciones en proyecto se finalizarán las actuaciones de mejora de las comunicaciones en todo el núcleo de Aguadulce, que se iniciaron con la construcción de la salida a la A7 en sentido Almería, a raíz del cierre al tráfico de la carretera de El Cañarete, que hizo urgente la necesidad de esta conexión, y el posterior semienlace de entrada a Aguadulce en la misma zona.

La Asociación de Vecinos de Las Colinas celebra el anuncio

Desde la Asociación de Vecinos de Las Colinas, que lleva años reclamando mejoras en las conexiones de este barrio, se celebraba ayer el anuncio hecho por el Ayuntamiento. Su presidente, Juan Carlos Oyonarte, no se sorprendió por las fechas en que se licitaban los proyectos, ya que «desde el principio aposté, a título personal, a que los permisos llegarían justo para licitar en vísperas electorales y así ha sido», declaró a IDEAL este lunes.

Oyonarte confirmó las numerosas modificaciones que se han realizado en el proyecto de la rotonda de acceso pero aseguró que ambos proyectos «eran un ultimátum que dimos al Ayuntamiento en los objetivos vecinales para 2016». En este sentido, aclaró que los retrasos sufridos por ambas actuaciones «estaban poniendo en riesgo las relaciones entre el Ayuntamiento y la Asociación de Vecinos a causa de la demora a la hora de cumplir estas promesas». Así, el presidente del colectivo vecinal recordó que en 2016, dentro de lo que la asociación llama «Objetivos Vecinales», ya se pidió el enlace de Aguadulce con posibilidad de acceso a la zona norte del Sector 6. «Como incluir este acceso suponía poner en riesgo el proyecto del semienlace de Aguadulce, decidimos que dicho acceso se proyectara con algún proyecto alternativo dado que por la pequeña pendiente que separa la calle Miguel Rueda del semienlace pasan dos conducciones hidráulicas, del canal de Benínar y de la desaladora del Campo de Dalías.