Roquetas de Mar

El Ayuntamiento licita por 100.000 euros el contrato de control de plagas de mosquitos

El Ayuntamiento licita por 100.000 euros el contrato de control de plagas de mosquitos

El pliego sigue culpando a los espacios naturales de la proliferación de mosquitos y prevé un tratamiento preventivo y de lucha contra estos insectos

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Tras la dura polémica por la proliferación de mosquitos el año pasado, el Ayuntamiento de Roquetas ha licitado estos días el contrato de los servicios y trabajos para llevar a cabo un Programa Integrado de Control y Vigilancia de Culícidos en el municipio.

El contrato tendrá una duración de un año prorrogable y se ha estimado un importe de contratación de 100.000 euros, a la espera de que las ofertas presentadas rebajen esa cantidad.

El Consistorio reconoce la «presencia continua» de mosquitos causantes de «molestas picaduras», que se produce especialmente en primavera y otoño, y vuelve a culpar del problema a los espacios naturales, al señalar que el problema se produce «debido a que en el término municipal de Roquetas de Mar se encuentran dos humedales muy importantes por la biodiversidad que albergan, como son el Paraje Natural de Punta Entinas-Sabinar y la Ribera de la Algaida».

Como se recordará, la habitual postura del Ayuntamiento culpando a los espacios naturales del problema, hace tiempo que genera polémica en el municipio. Si bien los defensores de estos espacios reconocen que en estos lugares puede haber mosquitos, aunque normalmente no crían en lugares con alta salinidad, también insisten en que el problema no solo viene de ahí. De hecho, estudios como el realizado por los expertos de la Diputación de Huelva en su día, ya apuntaban a la necesidad de prestar especial atención a las aguas estancadas en zonas urbanas como solares, piscinas o fuentes.

El pliego establece la necesidad de poner en marcha procesos de «prevención y/o control» para conseguir las condiciones que eviten la proliferación de estos insectos «minimizando los riesgos para la salud y el medio ambiente».

Para ello se han previsto «tratamientos de choque, mantenimiento preventivo y correctivo» y se dirigen especialmente a las larvas de los géneros Culex y Aedes, que son los más frecuentes «aunque se podrá combinar tratamientos larvarios y adulticidas en caso necesario».

Pese a la insistencia en las zonas naturales, el contrato establece que «la prestación de los servicios se efecturará en los espacios verdes municipales y en vías públicas (acerado, imbornales, etcétera), en charcas temporales y permanentes, y en zanjas de drenaje, entre otros».

El Ayuntamiento de Roquetas se encargará de dirigir esas labores, colaborando con la empresa en la localización de los focos de las plagas y comunicando a la adjudicataria los avisos de incidencias que realicen los ciudadanos a través del Gestor de Incidencias, así como por teléfono o a través de escritos en el Registro General.

Plan de Gestión Ambiental

Entre las obligaciones que tendrá la empresa, se destaca la necesidad de que cuente con un Plan de Gestión Ambiental en el que se recojan aspectos ambientales y los impactos de la actividad, así como las medidas que adoptará para prevenir, controlar y minimizar esos impactos.

La empresa deberá tener indicadores medioambientales y estará obligada a usar tratamientos conforme a la normatica vigente en materia de protección de especies protegidas o amenazadas, usando productos con «mínima toxicidad para humanos, fauna acuícola y apícola».

Por último, la empresa adjudicataria deberá presentar al Servicio de Ciudad Saludable del Ayuntamiento, unos informes trimestrales con las actuaciones realizadas, las especies de mosquitos identificadas, las densidades de población y su posible evolución y demás aspectos de su trabajo.