El Ayuntamiento habilitará un solar como aparcamientos provisionales en Playa Serena

La medida, que hace años que reclamaban los comerciantes y la oposición, pretende paliar la falta de plazas en esta zona turística

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El Ayuntamiento de Roquetas de Mar ha afrontado este verano los problemas de aparcamiento en las zonas turísticas habilitando, previo acuerdo con los propietarios, una parcela en Playa Serena de forma provisional. Se trata de una solución que han venido pidiendo los comerciantes de la zona y la oposición, particularmente el PSOE en los últimos años.

El nuevo espacio, que estará operativo en unos días y para lo que queda de verano, era presentado ayer por el alcalde, Gabriel Amat, que agradeció la cesión del espacio por parte de los propietarios para uso temporal como aparcamientos.

«Esta zona de estacionamientos, muy cercana a la playa, es necesaria para la Urbanización debido a los problemas de aparcamiento que se producen durante el verano, hemos buscado la mejor solución y vamos a acondicionar este espacio para que en unos días esté listo», anunció.

Amat insistió en que se trata de una solución provisional ya que en estos momentos el Ayuntamiento sigue trabajando en el proyecto de construcción de un aparcamiento contará con alrededor de 600 plazas.

Zona azul

Como se sabe, la falta de aparcamientos en las urbanizaciones turísticas viene siendo objeto de debates, quejas, reclamaciones y propuestas desde hace años. El año pasado las demandas se incrementaron exponencialmente como consecuencia de la práctica desaparición de los turistas extranjeros, que al venir en avión no precisan tantos aparcamientos, y su sustitución por viajeros nacionales que suelen llegar en coche. Sobre la mesa han estado durante varios años cuestiones como la zona azul, que el Ayuntamiento llegó a tener diseñada tras consensuarla con las asociaciones y los vecinos, pero que Amat paralizó tras un enfrentamiento con el entonces concejal responsable, Francisco Gutiérrez, que dimitió poco después de sus cargos.

La Zona Azul ha sido demandada por los comerciantes durante años para favorecer la rotación de los vehículos y animar a los vecinos de otras zonas del municipio y de otras localidades a acercarse a la Urbanización en los meses de verano, ya que la falta de aparcamientos hace que muchos clientes locales eviten esta zona turística en los meses de mayor afluencia.