Aprobada la licitación de la reforma de la rambla de San Antonio y la ampliación de la residencia

Las obras de la rambla supondrán una inversión de más de 14 millones de euros, mientras que la ampliación de la residencia costará 6,6 millones

J. VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Más allá de lo ocurrido con la expulsión de Montoya, al que acompañaron por solidaridad los concejales del PSOE y el único edil que queda de Ciudadanos, el Pleno trató varios asuntos como la aprobación de la salida a licitación de los proyectos de «renaturalización» de la rambla de San Antonio de Aguadulce y la ampliación y modernización de la residencia Virgen del Rosario de Roquetas.

Ambas cuestiones fueron ya ampliamente debatidas en el Pleno del pasado mes de abril y volvieron a ser defendidas por el equipo de Gobierno, contando esta vez con las únicas críticas de los dos grupos de la oposición presentes, IU y Vox.

La rambla de San Antonio implicará una inversión de 14 millones de euros y por lo dicho el pasado mes, promete una larga polémica por el uso de las superficies duras de hormigón similar al que se motivó en Roquetas con el Parque de Los Bajos, máxime en este caso, al tratarse de una rambla que tiene ya numerosos árboles y zonas verdes, aunque el Ayuntamiento niega que se vayan a perder.

También la residencia motivó debate, en este caso por apostar por un modelo de macrorresidencia que para la oposición está ya obsoleto y por dejar prácticamente sin patio el actual complejo. El equipo de Gobierno asegura que hacen falta más plazas y justifica que el actual patio apenas se puede utilizar por la incidencia del viento.

En el caso de la residencia el proyecto tiene un presupuesto de 6,6 millones de euros, que se destinarán a dos fases, por un lado la construcción de una nueva ala en gran parte del patio actual, para habilitar 66 nuevas plazas y por otro, la reforma del actual complejo para modernizar y adaptar sus instalaciones, incluyendo la medicalización de algunas de las habitaciones.

La sesión plenaria incluyó también la dación de cuentas del seguimiento de facturas del primer trimestre de este año, así como el cumplimiento de los plazos de pago, además de cuestiones urbanísticas como un estudio de detalle en el sector 21.1.